Este espectacular lago nace a raíz de una explosión volcánica y es el único en su clase en Honduras, es además la mayor reserva de agua dulce del país y una visita obligada en Honduras para los amantes de la naturaleza por la riqueza del lago y su entorno, está rodeado de parques naturales.

Lago Yojoa | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

Y es que, además del lago en sí (más que curiosa resulta su forma de pie visto desde el aire) la vida que surge a su alrededor es todo un reclamo para los amantes del ecoturismo, especialmente los que van de lugar en lugar disfrutando del avistamiento de aves porque la diversidad de aves en este lago es inmensa: hasta 500 especies de aves visitan este lago cada año, un lago en cuyos alrededores hay tres clases de bosques, varios pantanos e incluso parques naturales como el Parque Ecológico de los Naranjos.

Puente colgante | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

El Parque Ecológico de los Naranjos te permitirá visitar la época prehispánica de Honduras, podrás recorrer diferentes senderos, cruzar un puente colgante y descubrir parte de los restos arqueológicos que allí se conservan.

Para completar el espectacular entorno del lago Yojoa descubrirás cerca de él la cascada de Pulhapanzak, también llamada río Blanco, que nace de un desagüe subterráneo del lago, la caída de agua es de unos 30 metros.

Cascada de Pulhapanzak | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

¿Alojamiento? porque ya que vamos a viajar hasta el Lago Yojoa ¡cómo no hacer posada y fonda en la zona! A la orilla del lago hay varios hoteles que te servirán estupendamente para ese fin y además, a ambos lados de la carretera que lleva hasta el lago, descubrirás restaurantes en los que descubrir la gastronomía hondureña.

Avistamiento de aves | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

Por supuesto el Lago Yojoa no solo te permitirá disfrutar de la naturaleza paseándola y observándola, también viviéndola como una aventura, en el propio lago podrás practicar deportes acuáticos como el jet ski, kayaking o la pesca.