NUEVA PATENTE DE AIRBUS

NUEVA PATENTE DE AIRBUS

Volar de Londres a Nueva York en una hora ya no es solo un sueño

Habrá que esperar aun algún tiempo, pero esto es lo que permitirá la última patente de la compañía Airbus: un avión supersónico que podría volar a más de 5.500 kilómetros por hora. Su diseño es una realidad, ahora falta trasladarlo del papel al hangar.

Airbus Supersónico
Recreación del futuro Airbus supersónico | PatentYogi

¿Te imaginas llegar a Manhattan cuatro horas antes de la hora en la que saliste? Pues ese es precisamente el objetivo que se ha marcado el fabricante aeronáutico europeo Airbus. Para ello, sería necesario doblar la velocidad máxima que alcanzó el mítico Concorde, marcada en 2.405 km/h (a 18.000 metros de altitud), y que hasta ahora era el único aparato que fue capaz de conseguir superar los husos horarios entre una costa y otra del Atlántico.

La empresa con sede en Toulouse (Francia) lo quiere conseguir con un avión supersónico que va a ser una revolución. El primer paso ya está dado, ya que lo ha registrado el pasado mes de julio en la Oficina de Patentes de Estados Unidos. Según los parámetros que han especificado en su 'carta de presentación', la futura aeronave sería capaz de volar a más de 5.500 kilómetros hora, es decir, una velocidad que permitiría conectar Madrid y Ciudad de México en tres horas (de nuevo, se llegaría a una hora anterior de la que se salió). Airbus lo ha definico como un "vehículo ultraligero" al patentarlo.

No sería la primera vez que se patenta un proyecto que luego se queda en agua de borrajas, pero en esta ocasión, el que se haya dado a conocer con algo más de información ha hecho soñar a los amantes de la aeronáutica. Así, el Airbus supersónico presenta un ala delta triangular sobre la carlinga del aparato, parecida a la que hay en los Shuttle de la NASA. Esta se distribuye a ambos lados del fuselaje, con un sistema de motores que propulsa al vehículo. De hecho, contaría con tres tipos diferentes de motores, que funcionan en orden secuencial para conseguir rápidamente la velocidad de crucero.

Para abandonar tierra y despegar, la nave utilizaría dos turborreactores montados bajo el fuselaje, así como un motor de cohete montado en la parte trasera. Luego subiría en vertical casi como un transbordador espacial. Justo antes de que el avión alcanzara la velocidad del sonido, los turborreactores cierran y se retraen en el vientre del avión, dejando sólo el motor de cohete hasta lograr una altitud de más de 100.000 pies (35.000 metros). Conseguida la velocidad de crucero, el cohete se apaga yes el turno de dos 'ramjets' montados en las alas, que propulsarían la aeronave a la velocidad máxima. Todo un desafío para los ingenieros.

Airbus sugiere en la patente que estará propulsado por diversas formas de hidrógeno almacenado a bordo de la nave. Además, un importante diseño aerodinámico reducirá el estampido sónico que se crea al alcanzar la velocidad supersónica, precisamente el talón de Aquiles del Concorde. Como avión de pasajeros, el nuevo avión podría tener capacidad para hasta 20 personas; y es posible convertirlo en avión militar armado.

Saber cuándo se avanzará más en el proyecto, e incluso su nombre provisional, es un misterio celosamente guardado, pero patentarlo es ya un paso de gigante. ¿Llegaremos a verlo volar?


Sergio Cabrera | Madrid
| 07/08/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.