Viajestic » Destinos

PUENTE DE DICIEMBRE

Viena, destino ideal para comprar adornos navideños

Viena es un destino magnífico si lo que quieres es poner este año un árbol de Navidad diferente.

Ornamentos colgantes de porcelana de Augarten Wien

Imagen cortesía de Augarten Wien y Turismo de Viena Ornamentos colgantes de porcelana de Augarten Wien

Publicidad

Ahora que noviembre va avanzando sus días pensamos ya en el Puente de Diciembre y las escapadas que podríamos disfrutar esos días y también en la Navidad que viene porque empezamos ya a ver los primeros turrones y polvorones en los supermecados y vemos ya las luces perfectamente colocadas pendientes solo del día de su iluminación. Esta Navidad es además especialmente apetecible porque la del año pasado podríamos definirla como la Navidad que no fue, la pandemia nos dejó sin fiestas y abrazos y hasta sin reuniones familiares algo que, estamos seguros, no nos va a suceder este año.

Y con todo esto en la cabeza ¿dónde nos vamos el próximo Puente de Diciembre? La lista de lugares que podrían ser la respuesta perfecta a esta pregunta es larga pero en ella está, sin duda, Viena, una ciudad famosa por su romántica Navidad, por sus mercadillos de invierno y sobre todo por sus adornos navideños; si lo que quieres es transformar por completo tu árbol de Navidad tenlo claro, en Viena es donde encontrarás los adornos que buscas.

Glashütte Comploj
Glashütte Comploj | Imagen de Stukhard, cortesía de Turismo de Viena

¿Cómo son los adornos navideños vieneses? Te preguntarás, los hay de porcelana, de cristal y de estaño, esos son para toda la vida, para todas las Navidades que están por venir, y los hay también dulces, como imaginarás esos son efímeros y están, literalmente, para comérselos.

Los adornos de porcenala son, sin duda y junto a los de cristal, los más elegantes y exclusivos, especialmente si son adornos diseñados y realizados por Augarten Wien, encontrarás piñas de porcelana con ornamentos de oro, estrellas, copos de nieve y flores de hielo que se convertirán en tus nuevas joyas de la Navidad. Además, aprovechando que te acercas a Augarten Wien, puedes disfrutar de una visita guiada a su fábrica porque estás en una de las fábricas de porcelana más antiguas de Europa.

Los adornos de cristal no te gustarán menos que los de porcelana, son particularmente famosas las clásicas bolas de Navidad realizadas en vidrio soplado que realiza artesanalmente Robert comploj en su tienda de Viena; sus bolas de Navidad son particularmente famosas porque utiliza patrones y formas muy imaginativos, también por su brillo y su color

Ornamentos dulces para árbones de Navidad
Ornamentos dulces para árbones de Navidad | Imagen de Demel, cortesía de Turismo de Viena

Por su parte los adornos dulces los pone Demel, se trata de colgantes que parecen joyas escogidas de una caja de joyas imperial, el problema que tendrás con estos adornos es que no duran, no porque se pongan malos sino porque son irresistibles... Los hay además muy variados y van desde nueces de oro rellenas de mazapán hasta paquetitos dulces de turrón.

Aunque los adornos de porcenla y cristal, junto a los dulces, son los más exclusivos y característicos de Viena, hay que reconocer que son también los más caros por eso es recomendable no perder de vista los clásicos adornos de estaño, son los más populares y se venden en los mercadillos de Navidad; no creas que se trata de adornos de producción industrial o carentes de encanto, son miniaturas bellísimas forjadas y pintadas a mano, hay pequeños árboles de Navidad, Papás Noel, muñecos de nieve, alces...

Más información en Turismo de Viena

Publicidad