Hoy viajamos a Sudáfrica para descubrir una tierra llena de contrastes, donde la vida transcurre rodeada de una belleza interminable. Nuestro destino es una playa donde, además, vamos a poder bucear en un paraíso virgen y tropical. Entramos en el santuario de Maputaland Coastal Forest, un territorio que cubre las antiguas dunas que conforman el borde de la costa de KwaZulu-Natal y que cuenta con una Reserva Marina cerca de la costa.

Para alojarnos, nada mejor que un resort exclusivo: Rocktail, con 17 habitaciones con cuarto de baño y una ducha interior, pero diseñadas para crear la sensación de estar en un espacio abierto. Siete de ellas familiares, con un baño compartido y dos habitaciones con capacidad para dos adultos y dos niños. Y una especial para parejas que quieran celebrar su Luna de miel o, simplemente, un aniversario especial con maravillosas vistas sobre el océano y los bosques de dunas. El área principal de Rocktail cuenta con un comedor central, bar y una sala de estar en un gran porche, una terraza con vistas panorámicas, bodega, piscina, tienda de curiosidades y sala de juegos para niños.

Estamos en uno de los mejores lugares del mundo para practicar el buceo y el snorkel. Un lugar donde las doradas playas de aguas cristalinas son ideales para disfrutar de largas jornadas con los más pequeños de la casa. Durante el verano, las tortugas marinas llegan a tierra por la noche para poner sus huevos en la arena. Y en cualquier época del año, la propuesta es pasear y seguir algún rastro de la playa al bosque con uno de los guías y aprender sobre la fauna y la flora del bosque costero de Maputaland. Avistar aves y también pequeños antílopes. O bien salir a navegar en busca de delfines de nariz de botella, tortugas, manta rayas y tiburones ballena.

Si prefieres otro tipo de experiencias, nada mejor que una excursión hasta el Lago Sibaya, el mayor de agua dulce natural de Sudáfrica, para avistar hipopótamos y cocodrilos en la puesta del sol. O conocer la cultura zulú y tonga en algún pueblo local; o viajar hasta Tembe Elephant Park para disfrutar de una mañana de safari. Y solo para los más pequeños, actividades especiales tanto en el campo como en la playa, siempre en contacto con la naturaleza. Desde paseos con guía, sandboard o deslizarse por las dunas, buceo, artes y oficios o incluso hornear pan. Todo para que estén entretenidos mientras tu disfrutas.

La reserva forestal costera alrededor de Rocktail no es una zona tradicional de observación de animales salvajes, pero aun así cuenta con una amplia variedad de fauna dentro del contraste natural de su territorio. La observación de aves es uno de los mayores alicientes. Los sistemas de arrecifes con corales blandos y duros, y abundantes especies de peces tales como pez mariposa y peces ballesta, el pez rockmover, varias anguilas, tiburones, incluyendo el tiburón ballena y delfines y tortugas.

Maputaland es un lugar ideal para viajar en familia, un lugar en el que disfrutar de la playa, las dunas, el bosque y la selva; y en un país maravilloso que tiene mucho que ofrecer: Sudáfrica.

Más información:
Precios desde 158 euros por persona y noche todo incluido: alojamiento, todas las comidas, actividades dos veces al día de las programadas, lavandería y buceo. Rocktail. Maputaland