La región de Baviera se tiñe de un color festivo desde el año 1810, concretamente la ciudad de Múnich. Cada año entre los meses de septiembre y octubre se celebra el Oktoberfest, un momento perfecto para aquellos amantes de la cerveza, aunque no todo acaba ahí.

Este año dará comienzo el día 21 de septiembre a las 12:00 de la mañana y durará hasta el 6 de octubre por la noche, momento en el que los stands y la feria cerrarán. A las 11 de la mañana del primer día, comenzará un desfile por las calles de la ciudad hasta el recinto. Después, el alcalde abrirá simbólicamente la fiesta cuando abra el primer barril de cerveza.

Si tienes la oportunidad de comprar o alquilar el traje típico del Oktoberfest, nosotros te animamos a ello ya que te sentirás aún más integrado. De hecho, el segundo día hay un desfile que cuenta con unos 10.000 participantes, todos ellos con ropa típica y de diferentes regiones del país, incluso de fuera de Alemania.

Durante toda la semana hay diversas actividades tanto para niños como para ancianos, con un almuerzo especial para ellos. El jueves 26 de septiembre es el día en que se celebra una misa, la cual no lleva muchos años en vigor, desde 1956. Está dedicada a los feriantes y comerciantes, aunque también a los amigos y familiares difuntos que no pueden ya asistir.

El 6 de octubre se da la despedida hasta el año que viene. Así, los fusileros lanzan disparos al aire desde las gradas del monumento de Baviera a las 12:00 de la mañana, aunque los comercios y la feria permanece aún abierta durante todo el día.