Isla Mauricio es uno de los destinos más bonitos que puedes realizar en algún momento de tu vida. Ubicado a unos 900 kilómetros de Madagascar, es tan precioso que hasta Mark Twain lo definió como “Dios creó primero Mauricio y después el cielo”. Por ese mismo motivo, si estás pesando en acudir a este lugar de ensueño, a continuación encontrarás una serie de datos o cuestiones que podrías conocer para disfrutar aún más de esta experiencia.

¿Qué te parece nadar con delfines?

Parece un sueño, pero puedes hacerlo realidad. En la costa oeste de Isla Mauricio es la zona más que perfecta para practicar esta modalidad. Durante la excursión realizada por diversos equipos en barco, se comprobará si los delfines están jugando o, por el contrario, descansando. Dependiendo de si es una cosa u otra, se tomará la decisión para saber cuál es el momento más que perfecto para lanzarse al agua y disfrutar de una oportunidad única en el mundo.

Conoce el gran icono de la isla

Se llama Le Morne Brabant y, con 556 metros de altura, es el símbolo por excelencia de Isla Mauricio. Se trata de una espectacular montaña formada por roca basáltica y está ubicado junto a las aguas más bonitas que verás jamás, en el océano Índico. En el pasado, fue utilizado como refugio por aquellos esclavos que huyeron entre los siglos XVIII y XIX. Fue en 1835, cuando se abolió la esclavitud en Isla Mauricio, muchos de ellos se tiraron al vacío.

Justo en el preciso instante en el que la policía quería contarles qué ocurría. Actualmente, es un lugar perfecto para ascender a la cima (eso sí, con un guía). Si puedes, también podrás ver la montaña desde el mar y disfrutar entonces de la llamada ‘Crystal Rock’, una roca con forma de diamante. ¡Espectacular!

Isla Mauricio | Pxhere

Realizar un safari ¡en quads!

Una de las grandes opciones se llama ‘Mundo de Aventuras Casela’. Se trata de una maravillosa atracción familiar, donde los niños podrán estar en contacto con tortugas gigantes, jirafas, ¡y hasta descender de grandes toboganes en una reserva natural! Ubicado al suroeste de Mauricio, se trata de una maravillosa forma de hacer safari: En quad, con una duración de una o dos horas.

Espectaculares animales como antílopes, avestruces y cebras, entre otros, se acercan con total naturalidad a la caravana. Nunca estarás tan cerca de ellos, probablemente. Además, tendrás la oportunidad de disfrutar de una espectacular selva completamente autóctona, con especies como ñúes, jabalíes y un sinfín de aves exóticas.

Y si haces un tour ¿en helicóptero?

Sin duda, uno de los grandes atractivos turísticos es este: Realizar un espectacular tour a través de un helicóptero. Es una forma original y efectiva de descubrir, como nunca, una Isla con tanta magia como es la de Mauricio. Una de las mejores empresas para realizar esta actividad es, sin duda, Corail Helicopteres. De hecho, organizan hasta tres recorridos: L’Excellence, Le Magique y Le Must. Su precio oscila entre los 200 y 400 euros, aproximadamente.

Descubre el conocido como “lago sagrado”

Una forma increíble de mezclar turistas con peregrinos tiene un lugar: Los templos del Grand Bassin. Los extranjeros no dudan un solo segundo en esperar cola para que le pongan en la frente ese tercer ojo (tika), es decir, la conocida lágrima de tinta india. Los peregrinos, por su parte, tienen otro fin: Purificar su alma con la mística agua sagrada del Ganga-Talao. Eso sí, solamente se pueden mojar los pies. Tanto el baño como la pesca están completamente prohibidas.

Isla Mauricio | Pxhere

Mercado Central de Port Louis + Jardín Botánico de Pamplemousses

No hay que dejar de visitar la capital de Isla Mauricio y descubrir ese Mercado Central que data del año 1844. Disfrutarás de una gran variedad de verduras y frutas de alta calidad, mientras que tienes la oportunidad perfecta de adentrarte como nunca en el mundo del regateo. Eso sí, como consejo, si te gusta el mundo de la navegación ¡no dudes con hacerte con una maqueta de barco antiguo! Es una de las artesanías más preciadas de lugar.

Si decides acudir a este Mercado Central, a pocos kilómetros encontrarás el conocido como Jardín Botánico de Pamplemousses. Es uno de los más aplaudidos de todo el planeta por las más de quinientas especies diferentes. A la hora de destacar, impactan esas más de ochenta variedades de palmeras. ¡Una auténtica maravilla!