Cuando elegimos un destino vacacional lo hacemos movidos por mil factores diferentes, el presupuesto es, sin duda, uno de ellos, también la cercanía o lejanía del lugar al que vayamos a viajar en función de los días de los que dispongamos y, por supuesto, después están nuestras intenciones más personales: quiero playa, quiero ver cosas, quiero vivir una aventura, quiero…

Lo que nunca queremos es llevarnos un susto y mucho menos un disgusto por eso cuando un país es noticia por cuestiones relativas a la seguridad y, muy especialmente, al riesgo de atentados, comienza a perder turistas exponencialmente, o al menos así era hasta hace unos años; actualmente los lugares que tendríamos que marcar en el mapa como ‘con riesgo de atentado’ son tan nuestros y tan cercanos (París, Londres, Barcelona…) que ese factor comienza a tener una incidencia relativa a la hora de elegir destino.

Hammamet | Turismo de Túnez

A pesar de eso, y después de los terribles atentados de 2015, un país tan turístico como Túnez vio como el número de turistas que recibía bajaba de manera sustancial, una caída de la que ya el año pasado daban muestras de haber superado porque entre la bajada de precios de sus hoteles y vuelos y el paso del tiempo (que siempre ayuda en estos casos) Túnez volvió a resultar un destino atractivo de sol y playas mediterráneas, para visitar la puerta del Sáhara (una de sus puertas…), para vivir aventuras en el desierto y para conocer de primera mano cómo es la vida en el que no deja de ser uno de los países árabes más modernos del mundo.

A Túnez se suele viajar buscando la calidez mediterránea de sus costas en Sousse o Hammamet, lugares desde los que, en días claros, se puede ver Sicilia pero lo cierto es que Túnez tiene mucho más que ofrecer que sol y playa por eso lo más habitual cuando visitamos este país, ya sea en un viaje de una semana o incluso de dos, es organizar unos días de estancia en sus zonas de playa (tanto en su costa como en la isla de Djerba) y unos días más para recorrer algunos de los lugares más emblemáticos del país.

Isla de Djerba | Turismo de Túnez

Si eres de los que se se plantea conocer Túnez este mismo verano, recuerda que debes viajar con tu pasaporte no sólo en vigor sino con una validez de tres meses, tu billete avión de ida y vuelta y nada más, los españoles no necesitamos visado para viajar a Túnez si nuestra estancia es, como ocurre con los viajes vacacionales, inferior a 90 días.

¿Qué puedes esperar de Túnez además de sol y playa? te recomendamos algunos de sus lugares más emblemáticos más allá de las zonas de playa y de la capital del país:

Cartago | Turismo de Túnez

La mítica ciudad histórica de Cartago estaba en Túnez y de su ilustre pasado se conservan importantes vestigios que podrás visitar y recorrer; lo que queda de sus termas es, junto al anfiteatro de El Djem (el tercero del mundo por su tamaño) el rastro más notable de la importancia de Túnez en la civilización occidental y mediterránea.

Anfiteatro de El Djem | Turismo de Túnez

Sidi Bou Saïd es un pueblo de visita obligada en Túnez, se trata de un pueblo luminoso y bello en el que todas las casas se pintan de blanco con puertas ventanas azules, se adivinan los clásicos patios árabes en las viviendas con sus jardines y lo que no podrás dejar de hacer es disfrutar de un té moruno en el famoso Café des Nattes.

Sidi Bou Saïd | Turismo de Túnez

Kairouán es otra de las ciudades que debes incluir en tu ruta tunecina, es una ciudad santa y responde al apodo de la ‘la ciudad de las trescientas mezquitas’ (imagina por qué…); claro ue Kairouán no es sólo una ciudad histórica sino actual y muy viva, te encantará pasear por sus zocos y cabe que sea aquí donde te rindas al arte tunecino de tejer alfombras porque, además, no es necesario que veas el modo de traerla en la maleta o empaquetarla para el viaje, te la envían a casa.

Kairouán | Turismo de Túnez

¿Cómo viajar a Túnez y no acercarte a las puertas del Sáhara? imposible, por eso debes ponerte Tozeur por destino porque en esta zona, además de sentir la arena del Sáhara bajo tus pies e intuir la inmensidad de este desierto, podrás visitar también el famoso lago salado Chott el Jerid.

Tozeur, pueta del Sáhara | Turismo de Túnez

Éstos son sólo algunos de los lugares más emblemáticos de Túnez, los suficientes para que te hagas una idea de lo diverso que es éste país y de cuánto merece una visita; si te animas a vivirla, en Turismo de Túnez encontrarás más información.