NORTE DE ESPAÑA

Tres paradas clave para un viaje perfecto a Cantabria: Sonabia, Oriñón y los Ojos del Diablo

En esta zona del norte de España podemos ver paisajes increíbles que unen el mar con la montaña que muestra la gran riqueza natural que tenemos en nuestro país.

Publicidad

STORIES

Siempre es un buen momento para irse de viaje, ver sitios que te sorprenden y disfrutar con la compañía con la que hagas el viaje. Hoy en día hay varios transportes como el tren, el avión o el coche en los que puedes viajar, por eso puedes animarte y conducir para hacer los mejores viajes por carretera que hay en España.

Si nos trasladamos hasta el norte de la península, concretamente a Cantabria podemos visitar varios lugares que no os podéis perder. A poco más de media hora en coche de Bilbao nos encontramos los municipios de Liendo y de Castro Urdiales que cuentan con una de las mejores costas del norte del país.

Además, podemos ver dos localidades llamadas Oriñón y Sonabia que gracias al paisaje que tienen hace que una vez lo visitemos no vayamos con muy buenas sensaciones. Lo más característico de estos sitios es la mezcla que hay en el entorno ya que podemos ver ríos, montañas y mar.

Lo mejor para poder aprovechar el tiempo en esta zona es visitar tres lugares imprescindibles que son Oriñón, Sonabia y los Ojos del Diablo. A continuación, os vamos a contar que podéis ver en cada localización.

Oriñón

Se encuentra a pocos kilómetros de Castro Urdiales y cuando nos dirigimos hasta Oriñón podemos divisar con antelación el pico Cerrado. La localidad cántabra se asienta cerca de la desembocadura del río Agüera y por eso en el puerto natural de Islares vemos como se mezclan el agua del río con el mar en la ría de Orión.

El entorno es impresionante ya que esta entre macizos y a la vez tiene más de 1 kilómetro de playa con la arena fina. Todos los viajeros que visitan el lugar se quedan atónitos con la belleza y la energía que desprende esta pedanía.

Sonabia

Suele ser la segunda residencia de muchas personas, pero eso no significa que no haya nada que ver ya que cuenta con la punta de Sonabia, más conocida como ''La Ballena''. Este nombre se debe a que su contorno tiene la forma del popular mamífero y poco a poco se ha convertido en un imprescindible para visitar cuando estamos en la franja litoral.

Otro lugar al que podemos conducir es al Arenal de Sonabia que pertenece a Liendo y cuenta con una playa poco transitada que además es nudista. Aunque es de tamaño reducido porque mide poco más de 150 metros, el paisaje de alrededor deja imágenes muy bonitas.

Monte de la Candina y los Ojos del Diablo

Una vez que nos encontramos en esta zona podemos visitar las franjas montañosas y los acantilados que hay presentes desde Oriñón hasta Laredo. El monte de Candina es uno de los más populares ya que cuenta con picos cómo Solpico o Llandesagú que miden alrededor de 500 metros de altura y están junto al mar Cantábrico. Además, hay hoyas como las de Tueros o Falluengo las cuales podemos ver cuando realizamos una ruta de senderismo.

Si nos quedamos con ganas de más, podemos acudir a los Arcos de Llanegro que se conocen como los ''Ojos del Diablo'' y son unos grandes arcos de roca.

...

Te puede interesar...

El banco en lo alto de un pico en el que se puede observar una de las mejores vistas de los Montes de Toledo

Viajestic » Destinos

Publicidad