Si tienes pensando realizar un viaje a Alemania, posiblemente hayas cogido como destino Berlín, Hamburgo o Múnich, tres de las ciudades más visitadas del país. Sin embargo, existen otras regiones en las que encontrarás lugares que tienen también su propio encanto, como Renania del Norte-Westfalia.

Queremos ahora hablarte de cinco de las ciudades más bellas de este estado y contarte por qué deberías visitarlas, puesto que cada una con sus atractivos turísticos particulares se convierte en un lugar especial.

1. Dusseldorf

Es la capital de esta región y es sobre todo famosa por ser un importante centro de negocios, atrayendo así a este tipo de turismo. Lo que más destaca de ella es la mezcla que hay entre la modernidad y los edificios clásicos alemanes, produciendo un fuerte contraste pero haciéndola tan solo más especial. La zona más bonita es su zona vieja, donde encontrarás monumentos conocidos la Basílica de San Lamberto, los edificios de Frank Gehry y el puerto.

Colonia | Pixabay

2. Colonia

Es una de las ciudades más bonitas del país y una de las más importantes. Lo que más llama la atención de ella es su catedral, la cual tardaron más de 600 años en construir y resistió tras la Segunda Guerra Mundial a pesar de todas las bombas que destrozaron sus alrededores. Pasear por las orillas del Rin, disfrutar de las numerosas zonas verdes como el Aachener Weiher o incluso visitar su Museo del Chocolate, son solo algunas cosas que puedes hacer.

Bonn | Wikipedia (Guido Radig, Creative-Commons-Lizenz „Namensnennung 3.0 nicht portiert)

3. Bonn

Uno de los personajes más famosos de la historia de la música nació aquí: Beethoven. Por ello, una de las atracciones culturales más conocidas es su casa, actualmente un museo que guarda la colección más grande del artista, objetos personales y un autógrafo incompleto de su novena sinfonía. Otro lugar que debes visitar es el edificio del rectorado de la universidad, donde han estudiado personajes muy importantes como Nietzche o Marx, o la Basílica Menor Papal de Bonner Münster.

Aquisgrán | Wikipedia (Dietmar Rabich, Creative-Commons-Lizenz „Namensnennung – Weitergabe unter gleichen Bedingungen 4.0 international)

4. Aquisgrán

Si te gusta el arte y la historia, esta es tu parada definitiva. Lo más destacable de ella es la Capilla Palatina de Carlomagno, construida entre los años 790 y 805, que sirvió de coronación a los monarcas alemanes durante más de cinco siglos. En su interior está el Tesoro que contiene obras como el busto del Emperador Carlo Magno. Adentrarse en el corazón de la ciudad, ver su Ayuntamiento en el Markplatz y disfrutar de varios museos, son los planes más recomendados.

Dortmund | Wikipedia (Bijan Yaghoubi - Lucas Kaufmann, Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional)

5. Dortmund

Esta ciudad es conocida sobre todo por su equipo de fútbol, por lo que ir a ver un partido con una cerveza típica del lugar es un plan que cualquier amante de este deporte no podrá rechazar. Es considerada además una de las ciudades más sostenibles del país alemán, un gran centro de compras y alberga grandes museos.