América Norte

América Norte

La torre del Diablo

Un monumento nacional sagrado

En el año 77, una película impactó a miles de personas en todo el mundo. Una historia de ovnis y extraterrestres, un encuentro con civilizaciones de otros mundos en un lugar muy especial del planeta tierra. Aquella ficción, rodada por Steven Spielberg, nos acercaba a uno de los lugares más curiosos de los Estados Unidos. La Torre del Diablo, en el estado de Wyoming, fue uno de los escenarios elegidos para el rodaje de la famosa "Encuentros en la tercera fase". La impresionante elevación de basalto de origen volcánico es además el primer Monumento Nacional norteamericano, convertido hoy en Parque Nacional. Devils Tower o Torre del Diablo es un emblema del estado de Wyoming, y su origen sigue siendo un misterio. Los geólogos están de acuerdo en que se compone de roca fundida que salió de las profundidades de la tierra, pero el debate continúa respecto a si se trata de lava solidificada del cuello de un antiguo volcán, cuyas paredes se han ido erosionado con el tiempo o si se trata de una hoja de roca fundida que se inyectó entre otras capas de roca. Las columnas característicos de este obelisco, tan perfectas, son aparentemente el resultado de las grietas que aparecieron durante el enfriamiento del magma volcánico. La forma es curiosa e imponente, todas las estrías perfectamente alineadas en una mole de roca con la parte de arriba plana. Se cree que este monumento natural tiene más de cincuenta millones de años, aunque es probable que la formación rocosa empezara a erosionarse hace solo uno o dos millones años atrás. Lo que si es cierto, es que la majestuosa Torre de Diablo, es una joya de la naturaleza, una mole que se alza a 265 metros de altura y es visible desde más de 150 kilómetros de distancia. Su nombre, proviene de una leyenda india, que cuenta que el genio del mal redoblaba el tambor en la cima de la torre para imitar el trueno durante las tempestades sembrando el terror en la comarca. Ya en 1906, Devils Tower se convirtió en el primer Monumento Nacional en los Estados Unidos. Hoy, convertido en Parque Nacional, es posible obtener los permisos para escalar la roca, y esta actividad es una de las más populares entre miles de escaladores. Pero aunque sea así, la Torre del Diablo también es considerada por muchas tribus, un lugar sagrado. Y a muchas personas no les gusta el uso que hacen los escaladores de un lugar sagrado. Por ello, el National Park Service, pide a aquellos que quieran iniciar la ascensión, que por favor traten de no hacerlo durante el mes de junio, ya que en ese mes, es cuando tienen lugar impresionantes ceremonias tribales de agradecimiento a la naturaleza. En la base de la Torre hay una escultura, llamada Humo Sagrado, del escultor Junkyu Muto, que es un homenaje y un gesto de paz. Se trata de que todos aquellos que visiten la torre, tengan en cuenta que es un lugar especial para varias tribus, y vean la necesidad de cuidar el entorno y disfrutar de la naturaleza con cariño. La escultura representa el humo de una pipa de la paz recién encendida y es uno de los puntos de reunión junto a la torre.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.