PLANET BAOBAB UN CAMPAMENTO EN MAKGADIKGADI

PLANET BAOBAB UN CAMPAMENTO EN MAKGADIKGADI

Un sorprendente campamento para hipsters en Botswana.

Sigue el camino lateral, es lo que señala el hocico de un oso hormiguero en la carretera cerca de Gweta Town y si lo haces, descubrirás un intrigante lugar llamado "Planet Baobab".

 

En la capital del mundo de los baobab, rodeado de árboles de más de 4.000 años, en un paisaje lunar, junto a las salinas de Makgadikgadi, se ubica este campamento especial.

Baobab Planet es un alojamiento para intrépidos, para aquellos que aman descubrir mundos nuevos y conocer paisajes únicos. Y es que estamos en Botswana, a unos 4 kilómetros al este de la pequeña ciudad de Gweta, aproximadamente a 1 kilómetro de la carretera. Y es que la señalización del campamento es ya sorprendente. Un enorme oso hormiguero gris te da la bienvenida y marca el desvío a este curioso campamento que cuenta con la piscina más grande y más fresca en esta parte del mundo, con el bar más funky del país y con uno de los restaurante más deliciosos de África.

Baobab Planet es uno de los lugares más originales donde alojarse si estás en Makgadikgadi Pans. En un paisaje agrietado de gran belleza, en esta serie de sartenes que son los restos de lo que fue un gran y antiguo océano interior. Baobab Planet es el albergue de la diversión situado en la orilla del Pan Ntwetwe, en la carretera Maun-Francistown cerca Gweta Town, en Botswana.

Baobab Planet es un lugar donde vivir experiencia únicas, observar a las aves del paraíso, jugar con suricatas, ser un explorador en expediciones programadas o vivir aventuras. El alojamiento en el Planet Baobab es realmente original y refleja los métodos tradicionales de los habitantes de las Salinas de Makgadikgadi.

Se puede elegir entre una choza tradicional Bakalanga, construida en barro, con baño privado con ducha o una choza de paja tradicional, hecha al estilo de los bosquimanos.

Todo construido con materiales naturales autóctonos de la zona por lo que la temperatura se controla sin necesidad de acondicionadores de aire. Estas cabañas no tienen cuarto de baño, pero cuentan con cómodas camas individuales tradicionales de mopane y piel de vaca. Se puede solicitar una lámpara de parafina.También puedes montar tu propia tienda y aparcar tu 4x4 en el camping disponible a la sombra. Aventura, pero con comodidades.

El alojamiento disponde de 13 cabañas dobles BaKalanga, 3 cabañas Familiares BaKalanga y el camping con instalaciones sanitarias portátiles comunales. Los niños de todas las edades son bienvenidos.

Enciende tu propio fuego de campamento o reúnete alrededor de la hoguera comunal en el lelwapa para compartir experiencias mientras disfrutas de una bebida fría o de la cocina Panafricana de Planet Baobab. En el bar, hay enormes lámparas, elaboradas a partir de botellas de cerveza, muy originales, cerveza helada y los sonidos de Makgadikgadi junto a la fogata o debajo del árbol de marula gigante, te esperan al atardecer o por la noche.

Cerca, puedes visitar la ciudad de Gweta y descubrir la historia geológica Makgadikgadi, con herramientas de piedra de épocas prehistóricas. El Pan fósil contiene muchos restos fósiles. ¿Por qué no probar algo diferente? Si estás en camino a las cacerolas de Makgadikgadi en Botswana, acércate hasta el original Planet Baobab como parte de tu itinerario.

Los Salares del Makgadikgadi constituyen un área de 12,000 kilómetros cuadrados que forman parte de la cuenca del Kalahari y aunque, distinta al resto, es una de las mayores salinas del mundo. Con el calor sofocante del final del invierno, los salares aturden y los espejismos confunden los sentidos con lagos imaginarios que aparecen y desaparecen. Pero cuando las lluvias anuales empiezan a caer a finales de primavera, las depresiones de los salares forman lagos temporales y las praderas circundantes reverdecen de vida.

En la zona es raro ver a los grandes mamíferos debido a que durante casi todo el año la zona permanece seca y prácticamente árida. Pero en los años lluviosos, las grandes salinas de Sowa al este y Ntwetwe al oeste, se inundan atrayendo a gran cantidad de animales salvajes como cebras y ñus y a los espectaculares flamencos, decenas de miles de ejemplares en lo que es un espectáculo impresionante.

Marta Rivas | Madrid
| 27/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.