Un verano fuera de serie

Un verano fuera de serie

Sigue la ruta irlandesa de Juego de Tronos

Algunas de las escenas más llamativas de la serie Juego de Tronos se han filmado en Irlanda del Norte. Una excusa excelente para disfrutar de las bellezas que encierra aquel país y recorrer los escenarios de una de las series televisivas de mayor éxito.

Dark Hedges en el Condado de Antrim
Dark Hedges en el Condado de Antrim | Game of Trones

Sansa, Arya o Bran Stark, Jon Nieve, Meñique, Brienne de Tarth, Osha, Tyrion Lannister… tantos y tantos personajes fascinantes en parajes únicos para momentos inolvidables. Por ejemplo, el Parque Forestal de Tollymore, en el Condado de Down, situado al sur de Belfast, a una hora y veinte por carretera, fue El Bosque Encantado en la serie y el lugar en el que los Caminantes Blancos iniciaron su marcha hacia el reino de los hombres. Son aproximadamente seiscientas hectáreas que albergan secuoyas centenarias y las ruinas de una propiedad del siglo XVIII, con llamativos arcos góticos de piedra. Allí fue donde el “bastardo de Bolton” consiguió atrapar a Theon y donde los Stark encontraron los lobos que acogieron al principio de la serie.

Parque Forestal de Tollymore, en el Condado de Down | Juego de Tronos

El paisaje norirlandés es tan sorprendente que incluso cuando los profesionales de la cadena HBO estaban buscando localizaciones, se toparon con parajes que decidieron incluir en el rodaje. Por ejemplo los llamados setos oscuros, Dark Hedges, un sinuoso camino flanqueado por hayas que se encuentra en Armoy, en el Condado de Antrim. Un lugar perfecto para acoger el Camino Real, allí donde Arya se hizo pasar por chico para evitar su captura aunque luego acabara en la guarida de la Hermandad Sin Estandartes, que en realidad es la Cueva de Pollnagullum, en el Condado de Fermanagh, y que forma parte del Parque Geológico de las cuevas de Marble Arch.

Downhil Strand Beach, Condado de London Derry | Juego de Tronos

En la falda de la Montaña Slemish, en el Condado de Antrim, está el Valle Shillanavogy, escenario de las praderas de los Dothraki, cuando los Khalasar salen de Pentos y se dirigen hasta Vaes Dothrak. Muy cerca está Glenariff, un valle formado durante la Edad de Hielo por enormes glaciares que contiene nueve cañadas, la más bonita de todas es la conocida como “Reina de la Cañada”, Cascadas y senderos maravillosos que fue utilizado como campo de prácticas en la Piedra de las Runas, cuando Meñique y Sansa Stark vieron a Robyn Arryn batirse en duelo.

No menos espectaculares son las Montañas Mourne, en el Condado de Down. Sus laderas son propicias a albergar cuentos y novelas, ya que C.S. Lewis se inspiró en ellas para crear Narnia. Esta vez se convirtió en las tierras al norte de Invernalia, donde Bran conoció a Jojen y Meera por primera vez.

Abadía de Inch, Condado de Down | Game of Thrones

Justo en la frontera entre el Condado de Derry-Londonderry y el Condado de Antrim se encuentra la Montaña Binevenagh. Su presencia marca el límite de la meseta de Antrim y desde su cima se pueden observar unas maravillosas vistas panorámicas de varios kilómetros. Quizás por esa grandiosidad, este paisaje fue elegido para convertirse en el Mar Dothraki sobre la ciudad de Meereen, que es cuando la princesa Daenery es rescatada por el dragón Drogón y llevada a sus lomos hasta su guarida.

Bahía de Murlough, Condado de Antrim | Game of Thrones

Irlanda del Norte cuenta también con numerosos catillos que datan de la época normanda y medieval, unos edificios que cumplen con la necesidades de rodaje de una serie como Games Of Throns. Por ejemplo, el Castillo de Shane, en el Condado de Antrim, situado a orillas de Lough Neagh y que fue construido en el siglo XIV, albergó la justa en la que Gregor Clegane decapitó a un caballo y el lago Neah se convirtió en El Mar De Verano, donde Jorah roba un barco para trasladar a su rehén, el magistral personaje de Tyrion, hasta Meeren y entregarlo a su amada princesa Daenerys.

En el Condado de Down está el Castillo Ward. Esta fortificación y la hacienda que hay a su alrededor fue el Hogar de la Casa Stark previo al asedio de los Bolton. Se trata de un edificio con almenas del siglo XVI que fue Invernalia y su ajetreado patio. Muy cerca de allí está el Prado de Audley, en la ribera de Strangford Lough, el lugar en el que Jaime fue capturado y más tarde liberado.

Castillo de Ward, Condado de Down | Juego de tronos

En lo alto de la meseta de Antrim se halla Cairnclaste, un castillo que es propiedad privada por lo que no admite visitas, pero que puede observarse desde la carretera, contemplar su gran belleza y recordar el lugar en el que Meñique llevó a Sansa hasta Foso Cailin, para más tarde decidir aliarse con los Boltons.

Pero Irlanda del Norte ofrece otros muchos lugares más en donde revivir tu serie favorita. Por ejemplo Las Islas Del Hierro, que son el Puerto de Ballintoy, o la Costa de Essos, que es la Bahía de Murlough, ambas localizaciones pertenecen al Condado de Antrim. El Viejo Canal de Valyria, Essos, es en realidad el Río Quoile, en el Condado de Down. Algunos interiores, como el Nido de Águilas o la impresionante Sala del Trono, son en realidad unas naves de los Estudios Titanic, en Belfast.

Puerto de Ballintoy, Condado de Antrim | Game of Thrones

Si ya de por sí Irlanda del Norte merece una visita, combinarla con la ruta por los escenarios de una de las series de televisión con mayor impacto de todos los tiempos resulta aún más excitante. Es recomendable llevarse los DVD´s para revivir lo visitado esa jornada y preparar la ruta del día siguiente.

Te puede interesar

Los 5 pueblos más bonitos de Irlanda

Amalia Jaime | Madrid
| 19/06/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.