Pocas estampas son tan americanas como el colosal Gran Calón del Colorado, una maravilla de la naturaleza al más puro estilo western, aunque sin vaqueros de por medio. Visitar este inmenso Parque Nacional puede llevarnos desde un día a un mes, todo depende de en qué manera quiera vivirse esta sobrecogedora aventura. La nuestra durará siete días y seis noches y nos llevará a conocer algunos de los puntos más impactantes de esta impresionante garganta labrada por el Río Colorado al norte de Arizona. ¡Arrancamos!