DESCUBRIR LA CAPITAL DE COREA DEL SUR EN SEIS PASOS

DESCUBRIR LA CAPITAL DE COREA DEL SUR EN SEIS PASOS

Seúl, fascinante y llena de contrastes

Seúl es una de las grandes megalópolis del planeta, tan descomunal que abruma. Te damos las claves para recorrerla si te estrenas como turista en Corea del Sur.

Corea del Sur es un país lleno de historia y tradición, un destino fascinante y desconocido para la mayoría. Conocerlo es recorrer antiguos palacios, fascinantes castillos y pueblos tradicionales; descubrir templos budistas y lugares religiosos sagrados, pero también sorprenderse con paisajes agrestes y accidentados, montañas nevadas y colinas, y espacios naturales impresionantes. Aquí se dan la mano la tradición y la modernidad. En Corea hay mucho que ver y mucho que hacer.

Seúl, la capital, es la ciudad con más población del país, y  también el lugar habitual desde el que empezar a conocer lo mejor de este rincón de Asia. Vibrante y cosmopolita, llena de contrastes, Seúl es una ciudad tan descomunal que abruma, pero podemos centrarnos en algunos de los lugares más interesantes y turísticos para descubrir todo lo que tiene que ofrecer. En esta capital todo va deprisa o despacio según se mire, porque los rascacielos, los centros comerciales y la gente guapa, convive con edificios históricos, templos y lugares sagrados.

1. Podemos empezar por visitar los cinco impresionantes palacios reales. Gyeongbokgung o palacio de la bendición feliz, cuyo principal atractivo es el cambio de guardia. Changdeokgung o palacio de la virtud próspera, y su jardín Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Changgyeonggung o palacio de la alegría floreciente. Gyeonghuigung o palacio de la armonía serena. Y por último Deoksugung o palacio de la longevidad virtuosa.

2. Cerca de los palacios está el santuario Jongmyo, uno de los tesoros más importantes de Corea del Sur, lugar de adoración de los reyes de la Dinastía Joseon, y un lugar ideal en el que perderse entre espectaculares jardines y arboledas. En este templo se consagran las lápidas espirituales de reyes y reinas de la antigua Corea. Este legado ha sido declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

3. Tampoco debemos perdernos el templo Jogyesa, centro del budismo Zen de Corea del Sur. Su altar es uno de los más sagrados para los budistas coreanos, y en él, se llevan a cabo eventos, ceremonias y ritos durante todo el año.

4. El templo Bongeunsa, ubicado al norte del Centro de Convenciones y de Exhibiciones de Seúl, en el centro de la ciudad, sorprende por estar rodeado de enormes y modernos edificios, y por el contraste que supone, que en su interior, uno se aleje del bullicio que lo rodea. El templo Bongeunsa es un remanso de paz, un auténtico oasis, y conserva una gran cantidad de reliquias budistas, textos, sutras, colecciones, y objetos relacionados con la historia del budismo.

5. Imprescindible es también perderse por el barrio Insa-dong y sus callejuelas. En el distrito Jongno-gu, la calle principal de Insa-dong está conectada con muchas callejuelas en las que encontrarás modernas galerías y tiendas de té. Te encantará descubrir sus tiendas, sus puestos callejeros y sus espacios de arte. Un buen lugar para disfrutar de lo más auténtico de la ciudad y comprar objetos artesanales.

6. Por el contrario, no hay que olvidar la modernidad que supone el parque de Namsan en el que encontramos la Torre N de Seúl.  En la cima de la montaña Namsan, a 243 metros  sobre el nivel del mar, y con una altura de 236 metros, fue construida en 1969, y desde entonces ilumina la ciudad al anochecer. Si quieres disfrutar de las mejores vistas de Seúl no dudes en subir a su observatorio.

Otros lugares de interés son el templo Pomun-sa, el cementerio Tongunung, la Pagoda Octogonal y las Puertas, además de la Catedral. Si te gustan los museos, te recomendamos el Museo Nacional de Corea y el Museo Folclórico y también el Museo de la Independencia. Y si viajas con los más pequeños de la casa, no dejes de visitar la aldea tradicional de Namsangol Kanok con su jardín típico coreano, un espacio al aire libre con casas tradicionales de estilo hanok y muchos planes divertidos.

Seúl puede ser un auténtico paraíso para los amantes de las compras, hay muchísimos centros comerciales abiertos hasta el amanecer y una divertida y apasionante vida nocturna.

Si estás buscando un destino diferente, Seúl es una ciudad que te fascinará.

Más información:
Seúl. Corea del Sur

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 10/01/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.