DESCANSO A BORDO

DESCANSO A BORDO

8 sencillas recetas para dormir en un avión

Hay quienes se quedan dormidos dónde y cómo sea. Sin embargo, otros necesitan un poco de ayuda. Para estos últimos, nada como seguir estos pasos fáciles para poder descansar a pierna suelta durante un vuelo.

Dormir en un avión no siempre es fácil
Dormir en un avión no siempre es fácil | blog.klm.com

Dormir en un avión no es una tarea sencilla. Los asientos son los primeros que no permiten una comodidad mínima para poder permitirnos una pequeña siesta o todo un sueño, si se trata de un vuelo largo. Pero no es el único motivo que encontraremos para no poder descansar. También influye el espacio reducido, el ruido del resto de pasajeros, las variaciones térmicas, las turbulencias... Muchos factores que no siempre se pueden contener.

Sin embargo, eso no quiere decir que no podamos hacer algo por nuestra parte para conseguir dormir un poco durante un vuelo. Basta con seguir una serie de sencillos pasos para que, al menos por nuestra parte, la disposición para esa cabezada sea completa. No será como hacerlo en una cama, claro; o como lo podrán hacer quienes viajen en clases superiores, pero menos da una piedra.

1. Viaja con ropa cómoda. Especialmente si se trata de un vuelo largo, cuando más incómoda sea la ropa que lleves puesta, peor disposición tendrá tu cuerpo a descansar. Ropa suelta (aunque no en exceso) y ligera es la mejor opción.

2. Evita posiciones extrañas en el asiento. La mejor es colocarte con la espalda recta sobre el respaldo. Encorvarse, darse media vuelta o cualquier otra posición extraña lo único que conseguirá será crearte una tortículis o cualquier otro tipo de dolor muscular.

3. Nada de café o refrescos con gas. No solo debes evitar cualquier producto con cafeína o elementos que te estimulen, sino también los refrescos con gas, aunque carezcan de cafeína. Lo mejor que puedes tomar es agua, o en todo caso una infusión sin teína.

4. Evita las pantallas relucientes. Tanto la de tu móvil como la del ocio a bordo. La iluminación de la misma no permitirá a tus ojos relajarse y no te ayudará a inducirte el sueño.

5. Acompáñate de música relajante. Sobre todo en vuelos ruidosos, una lista de canciones suaves te permitirá relajarte con un aporte extra, así como ayudarán a aislarte del resto del avión. Si no es suave, el efecto será contrario.

6. Antifaz de noche. Para aislarse un poquito más, un buen aliado es la máscara para dormir. Con el clásico antifaz se consigue una ausencia de luminosidad que ayudará a dar al cuerpo la sensación de que es de noche.

7. Patines en los pies. No es muy higiénico descalzarse en un avión, de ahí que, para descansar, está bien descalzarse, pero para ponerse unos patines cómodos en los pies, calcetines más gruesos y mullidos que den comodidad.

8. Evita comer en exceso. No llenes mucho el estómago, ya que la pesadez también puede alterar tu sueño. No picotees ni comas chocolatinas o caramelos, y si te toca cenar o almorzar en pleno vuelo, no comas si no tienes hambre.

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 26/07/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.