Europa

Europa

Sellin, un encantador pueblo alemán... con playa, pier y spa.

Porque en el norte de Europa, también hay playa.

El mundo es una caja de sorpresas, tomes el rumbo que tomes te diriges sin duda hacia alguna de ellas porque cada nuevo destino es una aventura que salta de la caja para sorprenderte, por ejemplo ¿te imaginas buscando playa y piscina al norte de Alemania? no lo imagines, hazlo. Sellin es una ciudad balneario ubicada en la costa norte de Alemania, entre el mar, la bahía y el bosque Granitz; es un destino que tiene mucho de idílico por el encanto de su arquitectura y la belleza natural del entorno, el agua es la reina de esta ciudad desde la playa a la piscina y sus SPAs. Un bellísimo Pier manda entre la tierra y el mar mientras la blanca arquitectura de SPA toma la ciudad. Por extraño que te pueda parecer, y por aquello de que el mundo es una caja de sorpresas, a Sellin se va en busca de una playa que es de toalla y bañador en verano y de idílicas auroras boreales en invierno; junto a una de sus playas descubrirás un lugar que te conquistará a primera vista, el Pier de Selling se adentra en el mar Báltico y te permite abrazar la sensación de surcar el mar, puedes comer o cenar en él e incluso unirte su su fiesta grande que es el 25 de julio. La edificación actual del Pier responde al aspecto que éste tenía en 1927 -unos 20 años después de su inauguración- pero se trata de una construcción del 98 pues el S.XX lo había dañado de tal modo que fue destruído y levantado de nuevo. Además del Pier y la playa te encantará pasear la ciudad y dejarte sorprender por la soberbia reconstrucción que se ha hecho de ella respetando la arquitectura blanca y de SPA propia de su esencia como ciudad balneario; puede que incluso decidas alojarte en alguno de los encantadores hoteles con terrazas en las que rendir el cuerpo al sol antes de tomar las calles. El entorno natural es otro reclamo ineludible de Selling: se trata de un espacio que es reserva de la biosfera y en el que podrás alojarte en antiguas casas de pescadores reconvertidas en acogedores alojamientos para amantes de la naturaleza, disfrutarás intensamente los paseos por los caminos de estas colinas tanto a pie como en bicicleta. Para completar tu recorrido por este bello paraje, podrás acercarte al lago Sellin, que es destino habitual de los recorridos en bicicleta y en él podrás además disfrutar de una placentera navegación. La ciudad te ofrece todavía más opciones, además de la  playa y las bicis, para disfrutar con los más pequeños; planes de agua, no en vano estás en una ciudad balneario, como Paradise Island, que es un SPA con piscina interior y exterior, con espacios para los niños y la posibilidad de rendir el cuerpo a un delicioso masaje. Un molino, una góndola colgante y hasta un museo de ámbar son otras atracciones de Sellin, una ciudad que es como un gran resort pensado para acogerte y satisfacer tus deseos tanto si éstos son de mar y aventura como si lo son de paz y tranquilidad.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.