Viajestic » Destinos

Salzburgo celebra los 50 años de ‘Sonrisas y Lágrimas’

Es uno de los filmes más emblemáticos y la ciudad que acogió el rodaje, y la historia real de los Von Trapp, organiza todo tipo de actos durante este 2015.

Publicidad

Sergio Cabrera | Madrid
| 13.04.2015 00:59

Este año se celebra medio siglo del estreno mundial de una de las películas más vistas y celebradas de la historia: ‘Sonrisas y lágrimas’. El musical interpretado por Julie Andrews marca un antes y un después en el género, especialmente tras hacerse con cinco Oscar, entre ellos Mejor Película, Mejor Director y Mejor Montaje. La actriz británica se tuvo que conformar con la nominación y, eso sí, el Globo de Oro, que también eligieron al filme como el mejor de aquel año.

El rodaje de ‘Sonrisas y lágrimas’ tuvo lugar durante los meses de marzo a agosto de 1964 en la ciudad austriaca de Salzburgo. La elección de este enclave no fue casual, ya que se trataba del hogar real de la familia Von Trapp, cuya historia, aunque adaptada a un guión, trata de contarnos el filme. Allí fue donde Georg von Trapp, excelente comandante de submarinos de la Marina austriaca, se trasladó con sus siete hijos tras la muerte en Viena de su primera esposa.

La ciudad alpina rememora este acontecimiento con toda una amplia cantidad de actos que se suman a los que ya ofrecía a los muchos amantes del filme que elegían Salzburgo para rememorar las localizaciones de la película. Así, son muchos los que no dejan de pasear por el escenario del Festival de Salzburgo, donde se rodó la escena de ‘Edelweiss’, o van al palacio de Hellbrunn a conocer el templete de cristal en el que suceden varias canciones (por cierto, que durante el rodaje fue trasladado a otro palacio, el de Leopoldskron).

Los más deportistas tienen la posibilidad de visitar los lugares del rodaje cercanos a la ciudad en bicicleta. Todos los días de mayo a septiembre, a las 9.30 h., parte una visita guiada sobre dos ruedas desde la Plaza de Mirabell, la cual recorre en tres horas y media los lugares más emblemáticos como los Jardines de Mirabell, el Abrevadero de Caballos, la Abadía de Nonnberg, el Castillo de Leopoldskron, la Fortaleza Frohnburg o el Castillo de Hellbrunn.

Los tours de localizaciones de la película son muy concienzudos y no se limitan al centro de la ciudad. El palacio Anif y la gran cruz de la montaña Untersberg (ambos de la escena de apertura), el castillo de Hohenwerfen, el cementerio de San Pedro (donde se refugian tras las lápidas) o el Mondsee, las colinas que rodeaban el convento, también forman parte de las visitas.

No falta la representación del propio musical en el Landestheater. Si salimos con muchas ganas de emular a los protagonistas y queremos réplicas de sus vestidos para llevar a casa, tendremos que ir a la tienda de H. Moser, en el casco antiguo de la ciudad, que seguro que tiene nuestra talla.

Y no todos los que celebran el 50 aniversario son de carne y hueso, sino también de madera. El teatro de Marionetas de Salzburgo, con más de 100 años de historia, se suma a la cita con una escenificación de 90 minutos en la que 10 profesionales hacen bailar a más de 100 marionetas acompañadas por la música original de la película (en inglés con subtítulos en castellano).

La casa familiar, la Villa Trapp, por su parte, acoge la exposición ‘La apariencia, la realidad y el Tercer Reich’, que gira entorno a la realidad de la familia, la historia de la película y el papel en el ejército del padre. Hoy esa villa es un hotel con encanto y un gran jardín, por lo que tendremos la oportunidad de dormir en las mismas habitaciones en las que lo hicieron, hace 80 años, los auténticos Von Trapp.

 

Más información: Turismo de Austria, Turismo de Salzburgo y Salzburger Landestheater

Publicidad