La cueva Actun Tunichil Muknal, conocida como cueva del Sepulcro de Piedra, el inframundo o Xibalba, es una de las más espectaculares del mundo tanto por su naturaleza como por su historia, se trata de una magnífica cueva maya a la que llegar no es difícil pero sí requiere cierto esfuerzo, eso sí, una vez llegas y la descubres, habrá merecido la pena cualquier esfuerzo, lo sabemos desde que en 1998 esta cueva se abriera al público.

Entrada de la cueva Actum Tunichil Muknal | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

Para llegar a esta espectacular cueva tienes que empezar por volar a Belice y, una vez allí, ponerte por destino la Reserva Natural Tapir Mountain; te espera un recorrido de 45 minutos en coche desde San Ignacio hasta la reserva y después 45 minutos más de caminata, al final tendrás que cruzar un arroyo de aguas cristalinas e incluso nadar un poco para encontrate en la entrada de la cueva; sólo este recorrido ya merece la pena, especialmente si eres un amante de la naturaleza pero dentro de la cueva te esperan magníficas sorpresas porque se trata de una cueva utilizada por los mayas.

Reserva natural Tapir Mountain, Belice | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

Dentro de esta histórica cueva encontrarás los vestigios que nos permiten afirmar que los mayas la descubrieron entre los años 300 y 600 DC aunque no fue hasta los años 700 y 900 DC cuando llegaron al fondo de la cueva y la utilizaron para realizar sus ceremonias: objetos de cerámica, artefactos de piedra y restos de esqueletos confirman la presencia de los mayas de forma excepcional, de hecho aquí se localizó el artefacto conocido como 'Vasija de Mono' del que sólo se han encontrado cuatro en toda Centroamérica y los huesos calcificados de una adolescente conocida como 'Dama de Cristal'; además, como corresponde a una cueva de belleza natural incontestable como esta, descubrirás estalagtitas y estalagmitas que te harán comprender por qué a esta cueva se la conoce como el inframundo.

Belice, entrada a la cueva del 'inframundo' | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

Si quieres poner fin a tu particular desescalada con un gran viaje, natural y espectacular donde los haya, ten muy en cuenta Belice porque la belleza y calidez de este rincón del mundo es magnífica y además te permitirá recorrer caminando una selva tropical y rematar el viaje descubriendo a los mayas en la cueva que consideraban el inframundo.

Más información en Turismo de Centroamérica.