Europa

Europa

La Ruta de la Mimosa en Francia

El perfume de la Côte d'Azur es amarillo

Los ingleses, a menudo entusiastas botánicos estuvieron especialmente presentes en la Côte d'Azur, en el siglo XIX. Seducidos por sus resorts maravillosos al borde del mar, trajeron la mimosa importada de Australia en 1850 y decoraron los jardines de sus casas de lujo. Con el tiempo, las mimosas, cargadas de simbolismo, se convirtieron en uno de los símbolos más populares de la costa francesa en invierno. Hasta finales del mes de marzo millones de mimosas invaden con su perfume las colinas y los valles de la Côte d'Azur. Todo se cubre de amarillo y de luz, en contraste con el cielo azul y el mar Mediterráneo de fondo. Pequeños pueblos provenzales con encanto salpicados de pinceladas doradas que nos harán revivir, con la excusa de la flor, el esplendor de la Belle Époque. En el lenguaje de las flores, mimosa es la evocación de los amores secretos, es igual a nadie sabe que te amo. Implica también seguridad y mayor sensibilidad. Símbolo del oro y el sol, la mimosa es también la imagen de la vida triunfante, por la dureza de la madera y su victoria sobre las fuerzas del mal. Las mejores marcas de perfumería francesa utilizan la mimosa en sus fragancias más famosas. Dicen que tiene un olor de flores y verde en polvo. Aprovechando la floración de la mimosa, te proponemos un itinerario para descubrir la esencia de este rincón de la Riviera francesa. 
La Ruta de la Mimosa atraviesa ocho municipios desde Bormes-les-Mimosas a Grasse, y de las provincias de Var y Alpes Marítimos: Bormes-les-Mimosas, Rayol-Canadel-sur-Mer, Sainte-Maxime, Saint-Raphaël, Mandelieu-la Napoule, Tanneron, Pégomas y Grasse. Un itinerario de 130 Kilómetros convertido en un inmenso jardín. Las mimosas ya han florecido. Su forma y su apabullante color dorado, adornan los jardines tras el invierno y les dan un acento de vainilla y miel. Ahora solo hay que ir y disfrutarlas. Lo ideal es recorrer la ruta en coche por la autopista 8, para poder parar en los pueblos y en las playas con tranquilidad.
 Descubre la gastronomía provenzal a lo largo de la Ruta de la Mimosa de la Costa Azul. Los platos típicos de esta región son por ejemplo la sopa bouillabaisse, la sopa de pisto, las alcachofas en barigoule, los caracoles à la suçarelle, la famosa rataouille, el pastis, la tapenade o la anchoïa. Aunque las festividades del invierno ya han pasado, ahora es el momento ideal para descubrir estos pueblecitos con calma. El clima templado de la Riviera francesa nos espera en este maravilloso viaje perfumado. Te descubrimos las etapas y los pueblos principales de esta encantadora ruta.
 Este es el itinerario de la Ruta de la Mimosa.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.