Viajestic » Destinos

RUTA CERVECERA

La ruta de la cerveza trapense se cata y degusta en Bélgica

Si Bélgica no te parece el destino de verano ideal es porque no has descubierto la cerveza trapense.

Cerveza trapense.

Imagen cortesía de Turismo de Valonia Cerveza trapense.

Publicidad

Descubrir la cerveza trapense no es cosa fácil porque solo existen 12 cervecerías reconocidas como 'Authentic Trappist Product'; 3 de esas 12 cervecerías están en Bélgica, concretamente en la región de Valonia ¿qué tiene de particular esta cerveza? Cabe que te hagas esta pregunta porque lo cierto es que Valonia es una región rica en cervezas, cuenta con muchas fábricas y muchas variedades de cerveza ¿por qué nos fijamos especialmente en la trapense? Porque se trata de una cerveza artesanal con mucha historia, tanta que se trata de una cerveza producida exclusivamente por los monjes de la orden cisterciense en sus propios monasterios.

Cerveza trapense con queso Roquefort
Cerveza trapense con queso Roquefort | Imagen de Denis Erroyaux. Cortesía de Turismo de Valonia

¿Cuáles son los requisitos que debe cumplir una cerveza para ser considerada trapense? Son solo tres: ser elaborada en una abadía o en sus inmediaciones, que su producción esté supervisada por los monjes y que la mayor parte de los beneficios que se obtienen de su comercialización vayan destinados a obras de caridad; esa es la razón por la que solo hay 12 lugares en los que disfrutar de esta cerveza, 12 monasterios, 3 de los cuales están en Valonia: Chimay, Rochefort y Orval. ¿Tienes Bélgica por destino y quieres visitar estas abadías y catar su cerveza? Te proponemos una ruta que te permitirá hacerlo disfrutando de lo lindo de esta región belga y de su cerveza trapense.

Ha sido la asociación Sentiers de Gran Randonnée (Senderos de Gran Recorrido) la que ha ideado esta ruta de la cerveza trapense, se trata de un viaje de algo menos de 300 kilómetros a disfrutar en dos etapas, la primera de ellas comienza en Chimay y termina en Rochefort, localidad en la que empieza la segunda etapa para terminar en Orval.

Abadía de Scourmont
Abadía de Scourmont | Imagen de Antoine Davister. Cortesía de Turismo de Valonia

En Chimay visitarás la Abadía de Scourmount donde los monjes llevan produciendo cerveza desde 1862; claro que no solo disfrutarás su cerveza, también sus jardines, su bonita iglesia, los quesos trapenses que complementan divinamente la degustación de la cerveza y una exposición permanente en la que descubrirás los secretos de la producción de esta excepcional cerveza.

Ya en Rochefort, a 174 kilómetros de Chimay, visitarás la Abadía de Notre-Dame de Saint-Remy, que elabora cervezas Trappistes Rochefort desde 1899; su producción es limitada y no es posible visitar la fábrica ni tampoco el monasterio, que solo se abre al público en ocasiones especiales, lo que sí podrás hacer es pasear por este bello pueblo valón y degustar la cerveza trapense de su abadía en alguna de las terrazas de la localidad. Si eres un fan de la alimentación ecológica esta cerveza te interesa especialmente porque en su producción se utiliza agua del manantial natural de Tridaine sin haberla tratado químicamente.

116 kilómetros te separan de Orval desde Rochefort y una vez los recorras llegarás a la Abadía de Notre-Dame de Orval, una de las más importantes de Bélgica y la más moderna de las tres valonas, comenzó a producir cerveza trapense en 1931. La fábrica de cerveza está situada en el centro de la abadía pero actualmente no se puede visitar, aunque se espera que abra sus puertas al público el próximo año; lo que sí podrás es pasear por el jardín de plantas medicinales de la abadía y por su museo monástico dedicado a la propia abadía y la siderurgia y que cuenta con una expsoción de Arte Sacro. Claro que el momento estrella del viaje a Orval será el que te lleve a catar la cerveza y los quesos trapenses.

Publicidad