América Sur

América Sur

La Romana, un paraíso en la República Dominicana

Playas de arena blanca y aguas cristalinas

¿Qué tal un viaje al caribe para huir de las borrascas? Os proponemos un lugar bellísimo, de playas de arena blanca y fina, palmeras y sol. La Romana, en la República Dominicana, es un lugar para soñar, para soñar con con estar allí. Fundada por los españoles como puerto comercial de exportación, la zona sigue siendo hoy en día la mayor refinería de azúcar del país. Desde los años 70 La Romana ha sido un centro de ocio y recreo para millonarios, y de hecho, hoy es el complejo más lujoso de todo el Caribe. Villas, playas privadas, campos de golf, aeropuerto, helipuerto, polo y mucho más. Todo para unas vacaciones o una estancia por todo lo alto. La Marina de Casa de Campo, su puerto deportivo, presta servicios completos a 350 yates. Además, 9 tiendas y un piano bar se añadieron al boulevard, vamos como Puerto Banus, pero en el Caribe. Ahora, al club de yates se le ha agregado una escuela de vela con instructores del renombrado Club de Yates Costasmeralda de Italia. Algo tendrá la Romana para que famosos como Julio Iglesias, Sharon Stone o el modisto dominicano Oscar de La Renta pasen allí largas temporadas. En esta provincia también hay otro atractivo turístico, la pequeña localidad de Altos de Chavón, un pequeño pueblo mediterráneo español o italiano, de casas construídas en piedra caliza, al estilo colonial, y que deslumbra cuando lo ves. Aquí es donde se refugian muchos artistas internacionales. El pequeño pueblo de Altos de Chavón cuenta con restaurantes, una iglesia, donde célebres personajes han contraído matrimonio, hasta Michael Jackson, boutiques de lujo, un Museo Arqueológico y una filial de la escuela de Diseño Parsons de Nueva York. También hay un anfiteatro donde se celebran conciertos inaugurado por Frank Sinatra. Y a solo 20 minutos de La Romana, las maravillosas playas de Bayahibe y Dominicus. Bayahibe es un pequeño pueblo de pescadores con una playa de arena blanca y aguas cristalinas. La pesca artesanal y las casitas humildes conviven aquí con la hostelería moderna. Desde esta playa hay barcos que salen diariamente hacia la paradisíaca isla Saona, un área virgen y protegida, que forma parte del Parque Nacional del Este. Isla Saona es, sin duda, uno de los lugares más bellos de toda la República Dominicana, así como una de las excursiones más vendidas por los complejos hoteleros. En esta isla hay kilométricas playas vírgenes de una arena blanca y fina, rodeadas de millares de cocoteros y es el hábitat de numerosas especies, aves y tortugas de carey, mantíes, cotorras verdes, etc. Un lugar para amantes del submarinismo y el snorkel, con manglares y playas de postal caribeña. La playa de Dominicus es otra magnífica playa, muy cerca de Bayahibe en la que se pueden practicar todo tipo de deportes acuáticos y navegación a vela, así como submarinismo y snorkel, ya que en esta zona hay un arrecife coralino. Tranquilas aguas cristalinas de color azul turquesa bañadas por el mar Caribe. Arena blanca y rodeadada también de palmeras y cocoteros. En toda las zona hay hoteles y resorts hoteleros aptos para cualquier bolsillo y es precisamente ahora en febrero cuando encontraremos los mejores precios. No te lo pienses, si tienes la posibilidad de escaparte en estas fechas, viaja a la República Dominicana, es un paraíso que hay que conocer.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.