Hace tiempo que hablamos regularmente de Riviera Nayarit porque en nuestro país la costa caribeña de México, de Cancún a la Riviera Maya, es muy popular desde hace décadas pero no lo es tanto la costa mexicana del Pacífico siendo como es tan paradisíaca como la caribeña.

Hoy hablamos de nuevo de este espectacular destino por algo que tiene que ver con los nuevos modos de viajar: ya no buscamos solo destinos espectaculares, históricos, naturales, paradisíacos, urbanos... buscamos destinos seguros y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, que cuenta con el respaldo de la OMT (Organización Mundial del Turismo) nos ha confirmado que Riviera Nayarit lo es al concederle el Sello de Viaje Seguro.

Riviera Nayarit | Imagen cortesía de Turismo Riviera Nayarit

Pero ¿qué significa que un destino cuente con este sello? significa que en esta zona de la costa mexicana se cumple con los protocolos estipulados por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo para que un destino pueda considerarse seguro, se trata de unos protocolos no poco estrictos que han sido elaborados siguiendo las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades que son quienes mejor conocen el coronavirus y quienes pueden indicarnos el mejor modo de matenernos lejos de él.

Lo que se nos antoja especialmente interesante de este nuevo sello es que no evalúa un destino de modo genérico sino fijándose en sus establecimientos, es decir, si Riviera Nayarit luce el sello de Viaje Seguro es porque tanto sus hoteles como sus restaurantes, comercios y otros establecimientos relacionados con el turismo cumplen los protocolos de limpieza y desinfección propuestos por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

Riviera Nayarit | Imagen cortesía de Turismo Riviera Nayarit

Si a la tranquilidad que nos da este nuevo sello sumamos el hecho de que Rivera Nayarit es un destino poco masificado y de turismo sostenible, paradisíaco a rabiar por sus más de 300 kilómetros de playa y rico, rico por su gastronomía... nos volmemos locos por que llegue ya la apertura de fronteras y el regreso de los vuelos para desquitarnos del confinamiento en el Pacífico mexicano.