Europa

Europa

Reunión, la isla intensa

Exuberantes paisajes volcánicos para volar en libertad

Conocida mundialmente por sus numerosos paisajes excepcionales, Reunión, situada al este de Madagascar, es el lugar perfecto para experimentar la emoción inolvidable del parapente. Reunión forma parte de los pocos sitios en el mundo donde se puede volar durante todo el año, practicamente unos 300 días al año, por lo que es un paraíso para los amantes del vuelo libre. Y sin duda el parapente es la mejor forma de gozar de los volcanes, los lagos naturales y de la exuberante flora de esta tranquila isla. Es una forma de volar con la imaginación a los orígenes de la tierra. Ninguna isla ofrece tantos atractivos como esta pequeña región de Europa en el corazón del Océano Ýndico. Mar y montaña, la naturaleza dejó aquí una gran diversidad de paisajes que son un pequeño mundo, desde playas paradisíacas, a exuberantes zonas verdes, senderos de lava, pasando por áridos desiertos y zonas agrestes. Una pequeño territorio que combina a la perfección lo que buscan los turistas activos: acción y diversión. En Reunión puedes sentir la libertad a través del parapente. No es necesario tener experiencia, solo ganas de probar y ponerse en manos de una de las numerosas agencias, que te llevarán hacia el cielo por primera vez. La mayoría están ubicadas en el pueblo de Saint-Leu, al oeste de la isla. Pero si prefieres algo especial también es posible contratar un vuelo panorámico en helicóptero o en avioneta. Los mejores lugares para encontrar estos servicios son Saint-Pierre, Saint-Paul y Saint-Marie. Los helicópteros o los ultraligeros proponen vuelos de entre 15 y 45 minutos que te permitirán apreciar el relieve salvaje de la isla y admirar lagunas, cascadas y volcanes. Pero además, la isla guarda un pequeño gran secreto, una gran aventura para los amantes de la naturaleza, la ruta de la lava del Volcán Piton de la Fournaise, en el sureste de la isla. Este volcán es uno de los volcanes más activos del mundo con más de 100 erupciones durante los últimos 300 años. Cada erupción va cambiando la orografía de la isla y si tienes de suerte podrás ver la creación de tierra con tus propios ojos. Dos veces al año la isla se convierte en testigo de la erupción del volcán, con fuentes de lava saltando hacia los nubes. Senderismo y barranquismo  para explorar el volcán y el espectacular paisaje que lo rodea. Las mejores vistas al cráter son desde Pas de Bellecombe hasta donde se puede acceder en coche por La Plaine de Cafres, la llanura que rodea el volcán. Y por si esto no fuera suficiente y necesitas más emoción, nada mejor que explorar los túneles de lava en Sainte Rose y sumergirse en el interior de estas impresionantes formaciones creadas por la fuerza de la naturaleza. En el pueblo de Cilaos, encontrarás el único centro termal de la isla. Cilaos está dominado por el majestuoso Piton des Neiges, Pico de las Nieves, y es el punto de partida de muchas actividades de deporte y naturaleza. Y en el bosque de Bébour Bélouve, hay un sendero que conduce al Trou de Fer, otra de las maravillas naturales de la isla, un mítico y fascinante cañón de paredes verticales. Una caminata de 4 horas a través de un exuberante bosque. Las mejores playas de arena blanca y agua transparentes son las de Boucan Canot y L'Hermitage pero puedes buscar otros rincones vírgenes para disfrutar en solitario de un buen día de sol y mar. Reunión está muy, muy cerca, de lo que para muchos es el paraíso. Y una cosa más, es parte de Europa, la moneda es el euro.  

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.