Milán es la capital económica e industrial de Italia, tanto es así que sólo París la supera en PIB, es también la capital del diseño mundial, de hecho aquí se celebra la Semana del Diseño y el Salón del Mueble más importante del mundo y es, además, una de las ciudades de la moda junto a París, Londres y Nueva York. Es, indudablemente una ciudad que bien merece una visita que no importa si es de un día o de una semana, no puedes marcharte sin visitar estos 10 lugares:

1. Duomo

Es la Catedral de Milán, una de las más bellas del mundo; gótica y con una imponente fachada de mármol blanco, es el símbolo más importante de esta ciudad y testigo además de su historia porque comenzó a construirse en el S.XV.

Duomo, Catedral de Milán | Pixabay

2. Quadrilattero de Oro (o de la Moda)

Las firmas más lujosas y exclusivas del mundo se encuentran aquí hasta el punto que una de las cuatro calles a las que debe su nombre (Vía Monte Napoleone) es una de las calles más caras del mundo para ir de compras. No será aquí donde te hagas con algún souvenir de recuerdo, ni tan siquiera donde te compres alguna prenda de ropa Made in Italy pero sí donde te darás el gusto de pasear por algunas de las tiendas más bellas del mundo.

Centro de Milán | Pixabay

3. Galería Vittorio Emanuelle II

Para ir de la plaza del Duomo a la de La Scala no tienes más que cruzar la galería Vittorio Emanuelle II y enamorarte de su maravillosa cúpula y de las encantadoras terrazas que flanquearán tu paseo; se trata de un centro comercial con mucho estilo en el que confluyen las tiendas de lujo y las cafeterías históricas con firmas más modestas y las clásicas franquicias de fast food.

Galería Vittorio Emanuelle II | Pixabay

4. Teatro La Scala

¿Quién no ha oído hablar de La Scala de Milán? es uno de los teatros más famosos del mundo y en él ha actuado lo más granado de la ópera a lo largo y ancho de los años, desde María Callas a Pavarotti pasando por nuestro Plácido Domingo, por citar tres ejemplos. Puedes regalarte una entrada para disfrutar de alguna de sus propuestas en cartel o simplemente entrar a visitar su museo, sea como fuere, no puedes dejar de acercarte a La Scala de Milán.

La Scala | Pixabay

5. Barrio de Brera

Así como el Quadrilattero de Oro es un barrio para ir de tiendas, el de Brera lo es para vivir el lado más bohemio de la ciudad; aquí descubrirás tiendas originales (que no de lujo) además de cafés y tabernas históricas con mucho encanto; el Palazzo de Brera es la construcción más importante del barrio y, especialmente si eres amante de la pintura, no puedes dejar de visitarlo.

Pinacoteca de Brera | Pixabay

6. Santa María della Grazie

A esta Iglesia puedes venir caminando desde el Duomo, es más, debes hacerlo porque aquí se expone el cuadro de La Última Cena de Leonardo da Vinci, no se nos ocurre mejor motivo que ese para visitar esta iglesia.

Santa María della Grazie | Pixabay

7. Castillo Sforzesco

Si eres un amante del arte este castillo es de visita obligada no tanto por su arquitectura sino por lo que esconde en su interior: aquí están, entre otros, el museo de Arte Antiguo y el Egipcio además de la Pinacoteca y el museo de Artes Decorativas.

Muy cerca de este castillo, y como toda gran ciudad que se precie de serlo, Milán también tiene su parque, es el Sempione y además enamorarte de su magnífico jardín inglés que te impactará descubrir el Arco della Pace, un gran arco que conmemora las victorias de Napoleón.