Viajestic » Destinos

Ciudad Imperial

Qué debes conocer para disfrutar de un fin de semana en Viena

Viena es una de las conocidas como “ciudades imperiales”, junto con Budapest y Praga, sus vecinas. Si habéis decidido realizar una pequeña escapada de fin de semana en cuanto el coranivus lo permita y, por lo tanto, no tenéis mucho tiempo para conocer esta bonita ciudad, os hemos preparado un itinerario en el que encontraréis algunos de los lugares que merece la pena visitar sí o sí.

Viena

Pixabay Viena

Publicidad

La capital de Austria es una de las ciudades más antiguas del continente europeo y un destino que hay que visitar al menos una vez en la vida. Viena ofrece una gran cantidad de atractivos culturales e históricos para los turistas y, aunque hay que dedicarle tiempo, en un fin de semana podréis conocer sus lugares más emblemáticos.

Así, hemos querido recomendaros a través de esta pequeña lista aquellos monumentos o sitios que no podéis dejar de ver para que vuestro tiempo en esta tranquila metrópoli, aunque sea escaso, esté bien disfrutado:

1. Ópera de Viena

Ópera | Pixabay

Es posiblemente una de las óperas más conocidas a nivel mundial. Fue inaugurada en el año 1869 a manos de Mozart, puesto que presentó una de sus obras al público. Podéis entrar con una visita guiada y, si tenéis la oportunidad, acudir a alguna de las representaciones. Las entradas de bajo coste se agotan pronto y debes hacer una larga cola para conseguirlas, por lo que debes considerar si merece la pena al estar tan poco tiempo.

2. Palacio Schönbrunn

Palacio Schönbrunn | Pixabay

Es uno de los lugares más bonitos de la ciudad y la residencia de verano de la famosa Emperatriz Sissi. Tiene unos hermosos y muy cuidados jardines, incluso un pequeño laberinto en el que dar vueltas mientras disfrutar del lugar. La mejor forma de conocerlo es a través de un tour o adquiriendo un audio-guía.

3. Catedral de San Esteban

Catedral de San Esteban | Pixabay

En el centro de la ciudad se encuentra su maravillosa Catedral, justamente en Stephansplatz, uno de los símbolos más importantes de la ciudad, también a nivel religioso. Su mayor altura la alcanza la aguja que corona la torre con casi 140 metros. Dos de las cosas que más llaman la atención son: su tejado compuesto por más de 250.000 azulejos y el interior, que alberga los restos de parte de la familia Habsburgo.

4. Palacio Imperial Hofburg

Palacio Imperial Hofburg | Pixabay

Durante seis siglos fue la residencia de esa famosa familia nombrada anteriormente. Se encuentra formada por diversos palacios y edificios, y lo que más destaca de estos es que cada uno fue construido en una época diferente y por un emperador en concreto, por lo que el resultado es una mezcla de todos ellos. Una de las estancias que debes visitar es el Museo de la Emperatriz Sissi, donde encontrarás algunos de sus trajes, vajillas e incluso su gimnasio particular.

5. Ayuntamiento (Rathaus)

Ayuntamiento | Pixabay

Para llegar hasta él debes recorrer una de las calles más importantes de la ciudad llamada Ringstraße, una avenida que rodea todo el centro. Se encuentra rodeado por unos hermosos jardines y la visita es totalmente gratuita, además de que no te llevará mucho tiempo y podrás conocer un lugar lleno de historia.

Publicidad