MARRUECOS

MARRUECOS

Una puesta de sol sobre el océano carmesí de Erg Chegaga

No hay nada como sentir el latido de la arena desde un exclusivo y auténtico campamento en el Sahara. Y si puede ser en este en concreto, muy cerca de la frontera con Argelia, realmente en medio de la nada, mucho mejor, porque podrás experimentar la magnitud infinita del desierto.

Una de las cosas que uno busca cuando viaja a Marruecos es, sin duda, experimentar el desierto. El Sahara es un lugar fascinante y tranquilo, de cielos claros y luz intensa por el día, y de noches estrelladas y mágicas. Las enormes dunas y los colores de la arena sorprenden al visitante y actúan como un imán. Es por ello que no hay nada mejor que alojarse en un campamento para saborear y experimentar la vida en este mar sin agua.

Una buena idea es elegir hospedarse en Erg Chigaga, un campamento de lujo confortable y auténtico situado en la impresionante región de Erg Chegaga, cerca de la frontera con Argelia. Es un lugar perfecto para experimentar el paso de las horas entre las dunas, pero con todas las comodidades de un hotel de cinco estrellas.

El campamento cuenta con doce tiendas de lujo totalmente equipadas. No faltan en ellas cómodas camas King Size, baño privado con aseo y duchas de agua caliente y electricidad, proporcionada por paneles solares. Con un precio que parte de los 180 €/noche, cada una de ellas tiene una terraza privada con unas fantásticas vistas sobre las grandes dunas. Se completa con una gran carpa que acoge una zona de restaurante y un gran salón. Esta tienda principal está decorada con muebles tradicionales marroquíes y en ella podrás relajarte tras un día de expedición, con una copa de champán y con el humo de la pipa de agua tradicional.

En el campamento sirven exquisita comida tradicional, elaborada con mimo por un chef privado, y las cenas se disfrutan en una de las tiendas de lujo, o al aire libre bajo el cielo estrellado del desierto. Una maravillosa experiencia que recordarás durante toda la vida. Y si quieres conocer mejor la gastronomía del país, también puedes reservar clases de cocina. No hay mejor manera de terminar el día que rodeado de las dunas de arena, saboreando una comida deliciosa y disfrutando de una copa de vino alrededor de la hoguera bajo el cielo espectacular y nítido del desierto.

El complejo ofrece actividades singulares como dar un paseo en camello por el desierto, montar en quads entre las dunas, visitar sorprendentes campamentos nómadas, acercarte hasta un oasis reparador, aventurarte con un jeep entre la arena o practicar yoga rodeado de silencio y sintiendo el latido de este espectacular paisaje. Si tienes ganas de un poco de deporte y adrenalina, te invitan a practicar el Sand Boarding. No hay nada tan emocionante como surfear en la arena.

O bien prefieras dar un paseo tranquilo por la cresta de una duna, desde donde puedes ver la puesta de sol a través del desierto. ¿Hay algo más romántico? Experiencias fantásticas y exclusivas como estas son las que hacen imprescindible una estancia en Erg Chigaga uno de los campamentos más fabulosos del desierto marroquí.

Erg Chegaga está ubicado a 60 kilómetros del pueblo de Mhamid El Ghizlane, en el borde mismo del Erg, cerca de la gran duna y lejos de otros campamentos. Para llegar desde Marrakech o Agadir hay varios caminos y varios medios de transporte. Eso sí, el campamento puede organizar vuelos en helicóptero o incluso en avión privado.

Esta es una oportunidad única para disfrutar del hermoso desierto en el más lujoso de los alojamientos. No hay mejor lugar que las dunas de Erg Chegaga para  pasar varias noches contemplando la inmensidad del universo.

Más información:
Erg Chigaga Luxury Camp

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 26/08/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.