Viajestic » Destinos

LISBOA

Puente 25 de abril de Lisboa: historia y curiosidades del puente colgante más largo de Europa

Es el momento de conocer la historia que hay detrás del Puente 25 de abril, una de laa construcciones más visitadas de la ciudad portuguesa de Lisboa.

Puente 25 de abril de Lisboa: historia y curiosidades del puente colgante más largo de Europa

Imagen de Mike en Wikipedia, licencia: CC BY 3.0 Puente 25 de abril de Lisboa: historia y curiosidades del puente colgante más largo de Europa

Publicidad

Lisboa, poco a poco y con el paso del tiempo, se ha convertido en una de las ciudades más visitadas de toda Europa. Y siendo honestos, no es para menos. Es más que evidente que la capital de Portugal tiene un encanto muy peculiar y una magia tan especial que es difícil de explicar con palabras.

Uno de los elementos más visitados de Lisboa es, sin lugar a dudas, el Puente 25 de abril. Tanto es así que es todo un emblema de la ciudad. Aun así, estamos ante un puente que costó decidir que se construyera. Por ese mismo motivo, queremos que conozcas su historia pero también algunos datos curiosos que no te dejarán indiferente.

¿Cuál es la historia del Puente 25 de abril de Lisboa, en Portugal?

Antonio de Oliveira Salazar fue quien ordenó esta construcción. Todo comenzó en el año 1953, cuando el Ministerio de Obras Públicas hizo una comisión para analizar los aspectos positivos y negativos de la construcción de este puente. Lo que tenían claro es que debía contar con un espacio para circulación de vehículos, pero otro también para el transporte en tren.

Debemos trasladarnos a mayo del año 1962, cuando el Gobierno decidió que United States Steel Internacional se encargara de la producción. Meses más tarde, concretamente en noviembre, finalmente pudieron comenzar a construir este puente que terminaría siendo todo un símbolo de la ciudad.

Puente 25 de abril
Puente 25 de abril | Pxhere

¿Por qué se llama 25 de abril?

Es una clara referencia a un momento absolutamente histórico en Portugal. Estamos hablando, cómo no, de la conocida “Revolución de los Claveles”. Ésta se llevó a cabo el 25 de abril del año 1974. El hecho de que el Puente comenzara a denominarse de esta manera era un claro homenaje a ese día que tantísimo marcó la historia del país.

No siempre llevó ese nombre

Este es uno de los datos más curiosos y que muy pocas personas. Evidentemente, en la actualidad lo conocemos como Puente 25 de abril. Pero, en efecto, no siempre fue así. Y es que, tras 45 meses de obras, este puente se abrió al tráfico en agosto de 1966, bajo el nombre de Puente Salazar. No fue hasta el final de la “Revolución de los Claveles” cuando cambió de nombre.

Puente 25 de abril
Puente 25 de abril | Imagen de Gato Preto en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Un puente que siempre estaba “atascado”

Debemos tener en cuenta que la construcción del Puente 25 de abril supuso la unión de la ciudad de Almada con el barrio de Alcántara. No solamente intensificó las comunicaciones, sino que la actividad turística aumentó de manera considerable. Precisamente, debido a esto, el Puente estaba constantemente congestionado.

Por ese mismo motivo, se tomó la decisión de construir el que conocemos como Puente Vasco de Gama. Era una manera sencilla y efectiva para desviar el tráfico. Sea como sea, no quita protagonismo en absoluto a ese Puente 25 de abril tan sumamente espectacular que tiene Lisboa.

Un puente de récords

Si hay algo que llama la atención de esta construcción es que, con sus más de 2.277 metros de longitud, es considerado como el puente colgante más largo de toda Europa. Lejos de que todo quede ahí, hay que ser consciente de algo más. Y es que el Puente 25 de abril es el primero que se construyó en la capital de Portugal. Por lo tanto, no solamente sorprende por sus cifras sino que, en efecto, también por la espectacular historia que hay detrás.

Publicidad