América Norte

América Norte

Al pie del Golden Gate

El Cavallo Point Lodge, uno de los hoteles más especiales de San Francisco

Si hay una imagen que a todos se nos viene a la mente cuando oímos hablar de San Francisco es, sin duda, el Golden Gate. Es uno de los puentes más famosos del mundo entero y se ha convertido en un verdadero icono, no solo de esta increíble ciudad, sino también de todo el estado de California. Su vibrante color rojo y su espectacular estructura cruzando la bahía de San Francisco son espectaculares, si la niebla que se suele concentrar en la zona permite admirarlo. El Cavallo Point Lodge se encuentra en una ubicación privilegiada, a solo un escaso kilómetro del Golden Gate, a sus pies, en el Ýrea de Recreación Nacional Golden Gate. Desde este complejo y hotel, que se inauguró en el año 2008, se puede admirar perfectamente todo el Golden Gate. Este puente, cuya construcción comenzó en 1933 bajo el mando del ingeniero Joseph Strauss, acapara todas las miradas de los huéspedes que deciden alojarse en el Cavallo Point Lodge. Se trata de un conjunto de 142 habitaciones y suites que se encuentran en edificios restaurados que antiguamente fueron las residencias de los oficiales del Fort Baker. En contraste con las cuestas que se adueñan del centro de San Francisco, y con el maravilloso paisaje de Napa Valley, este lugar está cerca de la ciudad pero al mismo tiempo parece estar apartado de todo su bullicio. La bahía respira un ambiente tranquilo, muy acogedor y por ese motivo Cavallo Point Lodge es uno de los hoteles más especiales de San Francisco. Todas las casas que componen el hotel, están situadas alrededor de un campo, entre colinas de eucaliptos. Es el condado de Marin y en estas mismas casas con porche se alojaban los oficiales que guardaban el Fort Baker, mucho antes de que existiera el Golden Gate, en 1866. Los alojamientos han sido reformados y restaurados manteniendo toda la esencia del lugar y en él hotel existen seis tipos de habitaciones, todas ellas muy acogedoras y decoradas de manera clásica, sin ningún artificio fuera de lugar. También cuenta con una parte mucho más moderna, que combina a la perfección con la más tradicional. En el hotel se dan clases de cocina utilizando productos ecológicos –que imparten varios chefs de la ciudad, quienes se turnan para ofrecer un programa de clases variado-, clases de yoga y también se puede disfrutar de las instalaciones de un Spa, además de tratamientos y masajes. El restaurante Murray Circle destaca por una carta de platos elaborados exclusivamente con productos de temporada. Recetas muy selectas que apetecen a cualquier hora. El Farley Bar es la opción acertada para los que quieran disfrutar de música en directo o un buen rato. Y, para los amantes de la naturaleza, el senderismo es la primera opción sin dejar a un lado los paseos en barco, en caballo o las visitas en kayak por la bahía. Sin duda, la localización propicia una estancia única, pero el Cavallo Point Lodge es de por sí un alojamiento prácticamente idílico para conocer la ciudad y los alrededores de San Francisco.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.