Seguro que te interesa

La magia de Colombia

La Casa en el Agua, un hostal de lo más cool en medio del océano

En realidad, es una excitante peregrinación literaria a lo largo y ancho de esas localidades coloniales asociadas de alguna manera a la vida y a la obra de Gabriel García Márquez. Desde su oscura ciudad natal, Aracataca, sobre la que se asienta la utópica ciudad de Macondo, hasta las culturas místicas indígenas del Parque Nacional Tayrona, que le inspiraron en la creación de ese género llamado realismo mágico y que tanta influencia tuvo en futuros escritores.

Parque Nacional de Tayrona | ProColombia

El viaje (puesto en marcha por un nuevo operador turístico de Colombia llamado Amakuna), comienza en Bogotá, donde un adolescente García Márquez se educó. Allí, los viajeros podrán visitar su antigua escuela, la universidad donde estudió, el mercado local Paloquemao y el burbujeante casco antiguo. La ruta sigue hacia Barranquilla, donde se fraguó el legendario grupo de escritores conocido como el Grupo Barranquilla, en un tenebroso antro llamado La Cueva Bar. Allí podrán ver, en un vídeo, a esos personajes haciendo de las suyas y, sobre todo, soltando genialidades.

La Catedral de Bogotá | ProColombia

Toca descansar en La Quinta de San Pedro Alejandrino, donde el libertador de Colombia, Simón Bolívar, fue muerto a tiros. Este episodio se muestra en toda su crudeza en el polémico libro de Gabo El General y su laberinto. Una vez paladeado el funesto destino de Bolívar, hay que dirigirse por un sendero exuberante hacia Tayrona, famosa por sus calas, lagunas costeras y frondosas selvas tropicales. Aquí viven algunas de las culturas místicas más… mágicas, que fueron fuente de inspiración para esa vida cotidiana que García Márquez describía en sus novelas. Tendrán la oportunidad de ir en busca de la esquiva tribu Kogi, cuya capacidad de transformarse en jaguares y otros animales es famosa en toda Colombia.

Parque Nacional de Tayrona | ProColombia

Y llegamos a Aracataca, lugar de nacimiento del escritor, una ciudad poco conocida y el marco metafórico de la ciudad de Macondo, y que queda bien reflejado en Cien años de soledad. Es el momento de profundizar en la infancia y juventud de Gabo: la casa de sus abuelos, donde se crió; su escuela y la capilla donde fue bautizado.

Mompox | Vice Ministry of Tourism

Más tarde la ruta continúa hacia Mompox, una joya colonial que parece congelada en el tiempo, con sus ríos que una vez la convirtieron en una ciudad portuaria próspera. Enclavada a orillas del río Magdalena, en ella vivía la esposa del escritor, y allí pasó muchos días navegando por sus afluentes, como bien dejó escrito en La ciudad que el tiempo se olvidó. Pero ahora el ambiente ha cambiado, y Mompox cuenta con un entorno perfectamente preservado, con sus ruinas arquitectónicas engalanadas, sus coloridos edificios coloniales y sus tradiciones religiosas muy peculiares.

Mompox | ProColombia

El viaje termina en la emblemática ciudad de Cartagena (de Indias), el marco metafórico de Amor en tiempos de cólera, famosa por sus balcones con encaje de buganvillas y esa mezcla de calor, música y arquitectura. Un guía les conducirá a través de sus laberínticas calles para disfrutar con más de 45 lugares asociados a Gabo, como por ejemplo la suite en la que Javier Bardem se hospedó durante el rodaje de Amor en tiempos de cólera. ¿El final? Un recital de Vallenato, el género musical favorito de Gabriel García Márquez.

Cartagena de Indias | ProColombia