ESTADOS UNIDOS

ESTADOS UNIDOS

Un paseo por las Luray, las cavernas más grandes de la Costa Este

Entramos en las Luray, unas grutas en Virginia de las que la sabiduría popular dice que, si una gota de agua de su techo aterriza en tu cabeza, te bendecirá con buena suerte. Declaradas Monumento Nacional, maravillan sus tonos dorados y rojizos.

En las profundidades de las montañas Blue Ridge de Virginia, en el condado de Page, se encuentra una maravilla natural: las cavernas Luray, un auténtico tesoro nacional de Estados Unidos y las cuevas más populares de la Costa Este. Explorarlas nos acerca a una de esas bellezas imponentes con las que la naturaleza nos sorprende constantemente, una experiencia única para toda la familia en un lugar cuya visita se ha convertido ya en uno de los imprescindibles de la región.

Las cavernas cuentan con suelos pavimentados bien iluminados, caminos en el interior de las montañas que nos guían a través de salas inmensas, entre ellas una catedral con techos de hasta 10 pisos de altura. Es una sala que impacta por su belleza y su grandiosidad, rodeada de cuevas repletas de imponentes columnas de piedra y piscinas de aguas cristalinas. También llaman la atención los vivos colores de las paredes, que van desde el dorado al rojo en tonos contrastados, provenientes de los suelos de hierro y arcilla del Valle de Luray, que se filtran junto con el carbonato de calcio hacia el interior.

Todas las formaciones de las Luray son de calcita, una forma cristalina de piedra caliza. En estado puro es naturalmente blanca; y hay ejemplos espectaculares en el interior de las cavernas con esa calidad, como la formación conocida como 'Velo de Titania', de la máxima pureza, brillante y mágica. O la 'Doble Columna', que domina una sala gigante a una altura de casi 15 metros. Esta columna es la más alta, y una de las formaciones más espectaculares de las cuevas. De hecho, es un ejemplo clásico de una las formaciones básicas en grutas: estalactitas y estalagmitas que se unen formando un extraordinario espectáculo natural. 

En el interior, además, encontraremos algo único: el Gran Órgano Stalacpipe, el mayor instrumento musical del mundo, que hace sonar a las estalactitas en lo que se convierte en un concierto sobrenatural. Su sonido se forma al golpear suavemente las estalactitas y las estalagmitas, creando una música envolvente en este mundo de formaciones de piedra. Una obra maestra musical que no se puede encontrar en cualquier otro lugar del mundo, al menos bajo tierra. 

Superstición. ¿Alguna vez ha conseguido un 'beso de una cueva? Dicen que si una gota de agua del techo de la caverna aterriza en tu cabeza trae buena suerte. Así que hay que visitar Luray Cavens y ver si tenemos esa suerte.

Llegar a ellas es fácil. Están muy cerca de la ciudad de Luray, que es también sede del Parque Nacional Shenandoah (popular desde que se descubrieran las cavernas en 1878). Están abiertas todos los días del año, en horario de 9 a 18 h., y hay visitas guiadas cada 20 minutos. La entrada incluye la visita a Luray, un tour guiado por el Museo de Coches y Carros, el acceso al Museo Luray Valle y también una visita al Luray Caverns' Garden Maze. Un plan estupendo que nos llevará toda una jornada.

El Museo del Valle de Luray es un viaje al pasado que nos descubre la historia del Valle de Shenandoah. Un viaje que comienza en el edificio Stonyman, que alberga objetos históricos de los pueblos nativos que habitaban allí en 1920, y que continua con una recreación de una pequeña comunidad agrícola del siglo XIX. Aquí puedes llamar a la puerta de la casa de 1835 en la que vivía el primer Delegado del Condado de la Asamblea General de Virginia. Y también descubrir la Escuela Regular Hamburgo, la primera de la zona para niños afroamericanos, además de ver las firmas reales de la Unión y de los soldados confederados garabateadas en las paredes de la iglesia Elk. La historia de los Estados Unidos a tu alcance.

El Museo de Coches y Carros les encantará a los niños. Su pieza central, un Mercedes-Benz de 1892, es uno de los coches más antiguos del país que aun funciona. Se expone junto a un modelo de 1908 de Baker Electric, precursor de la Chevy Volt, y a un Rolls-Royce de 1925, propiedad de la estrella del cine mudo Rodolfo Valentino.

El complejo turístico también incluye un jardín ornamental: el Luray Caverns' Garden Maze, un laberinto que, a día de hoy, es uno de los más grandes del país. Un jardín para perderse.

Más información:
Luray Caverns

Marta Rivas | Madrid
| 10/06/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.