Viajestic » Destinos

Descubre Holanda

Un paseo por Giethoorn, uno de los pueblos más bonitos de Holanda

Si estás de ruta por Holanda o quieres hacer una escapada desde Ámsterdam, Giethoorn es el destino ideal. Rodeado de agua y espacios verdes es uno de los pueblos más pintorescos de Holanda. ¿Lo descubrimos juntos?

Giethoorn

Pixabay Giethoorn

Publicidad

Situado en el Parque Nacional Weerribben-Wieden, al norte de Holanda, encontramos este pueblo típico neerlandés que es considerado por muchos como el más bonito del país. Puede que si te decides a visitarlo tú también pienses lo mismo, y es que no parece difícil caer rendido a sus encantos. En Giethoorn conviven tierra y agua. Lagos y canales con islas verdes unidas entre ellas por puentecitos de madera. Plantas y flores decorando los alrededor y las propias fachadas de las casitas con tejados de paja que ocupan las islas que nombrábamos.

Lo cierto es que todo el conjunto forma un pueblo de ensueño. De esos que enamoran con un simple vistazo y te hacen pensar que no te importaría mudarte allí una temporada. Inmerso en la tranquilidad de lugar tan pintoresco y llamativo, donde no hay espacio para los coches ni los ruidos que provocan pero sí para las barcas o punters.

Giethoorn | Pixabay

Los inicios de Giethoorn se remontan a los siglos XVI y XVII. En ese entonces allí se extraía turba, un combustible muy utilizado en ese momento. Y las excavaciones y la construcción de canales para la extracción de la turba provocaron que la tierra se fuese separando dando lugar a pequeñas islas y a la formación de lagos. En estas islas los trabajadores fueron levantando sus casas y granjas con tejados de paja, muchas de las que todavía hoy se conservan otorgando a Giethoorn parte de su magia. Y para ir de isla a isla no les quedó más remedio que construir los puentecitos de madera y usar las barcas o punters de las que hablábamos.

Como visitante, ese es uno de los principales atractivos de Giethoorn: poder alquilar tu propia barca. Para los valientes están las punter, que reciben su nombre por el palo que se usa para moverlas: el punterboom. Pero lo ideal es alquilar una barca con motor eléctrico que, sin permisos especiales ni conocimientos previos, podrás llevar a la perfección. Recorrer las islas de esta pequeña Venecia a pie es bonito. En bicicleta puede ser incluso más divertido. Pero hacerlo en barca y observando la belleza de este pueblo de los Países Bajos desde el agua seguro que te hará recordarlo todavía más porque lo convertirá en una experiencia única.

Publicidad