Oceanía

Oceanía

Un paseo sobre aguas glaciares en Nueva Zelanda

Piscinas naturales de color azul turquesa Patrimonio de la Humanidad.

Piscinas naturales de color azul turquesa, espectaculares, en la confluencia del río Azul y el río Makarora cerca de Wanaka, Otago, Nueva Zelanda. Un paraíso natural que la naturaleza pone a nuestra disposición al norte de Queenstown. Blue Pools rodeadas de bosques de haya o tawhero. Dentro del Parque Nacional Monte Aspiring el sendero que lleva a las Bue Pool es un punto culminante que hay que ver en esta región del desierto neozelandés. Un paseo maravilloso que cruza el río Makarora a través de un puente giratorio, un paseo marítimo que conduce a una plataforma de observación sobre las Blue Pools. Poco después, puedes cruzar las Blue Pools por un puente con increíbles vistas hasta la garganta del río. A solo 20 minutos al oeste de Makaro una espectacular ruta de senderismo por las fabulosas Blue Pools hasta el Valle en Haast Highway. El recorrido recomendado, de los muchos a los que tienes acceso en el Parque Nacional de Mount Aspiring. El Haast Pass, es un puerto de montaña llamado así por el explorador del siglo XIX Julius von Haast. Algunas de las paradas notables de esta ruta incluyen Roaring Billy Falls, Thunder Creek Falls, Cameron Lookout Walk, y las Blue Pools. Las Blue Pools en la carretera de Haast son un destino popular, pero ahora aún más. A un corto paseo de 20 minutos hasta el puente colgante que cruza el río Makarora, el agua cristalina, una de las más puras del planeta, es un espéctaculo natural que atrae a los amantes del trekking de todo el mundo. Mirar las Blue Pools y luego continuar por el valle durante un par de horas es uno de los mejores planes en esta parte del país. La mayor parte de la pista es a través del frondoso bosque de hayas al lado del río, pero también hay zonas abiertas, muy agradables y sin cuestas. La carretera sobre Haast Pass, puerta sur de la costa oeste, es una de las más impresionantes del país. El viaje ofrece un paisaje que va cambiando desde el bosque tropical, pasando por humedales, lagos, ríos alimentados por glaciares y rápidos de agua blanca. Cualquiera de los paseos cortos que ofrece esta ruta están señalizados, y sin duda, uno de los mejores es justo el que está al norte de Makarora, dentro del clasificado como Patrimonio de la Humanidad en el que figura el Parque Nacional de Monte Aspiring. Blue Pools Walk, es sin duda, el punto culminante que hay que ver en esta región salvaje de renombre mundial. Cuenta con ruta de acceso y pasarelas que serpentean a través del bosque de hayas plata nativas y que conducen a un puente giratorio colgado sobre el río Makarora cuidadosamente mantenido. Las vistas sobre las montañas son absolutamente impresionantes. La pista continúa adentrándose en el bosque, donde una serie de pozas cristalinas han sido talladas en la roca durante siglos a causa de la erosión. El agua del glaciar que alimenta estas pozas profundas es de un profundo color azul celeste, y tan clara que se puede ver el fondo a la perfección, aquí las truchas marrones parecen estar suspendidas en el aire. Puedes nadar en este paraíso, eso si, el agua esta helada. Maravillas naturales de Nueva Zelanda. Imprescindibles.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.