Europa

Europa

Oslo, esplendor escandinavo

La capital noruega irradia tranquilidad y hospitalidad

La capital noruega se encuentra situada sobre un fiordo y está rodeada por montañas y colinas de no mucha actitud. Bosques, lagos, todo su entorno está repleto de una naturaleza impactante que se acerca hasta escasos kilómetros del casco urbano de la ciudad. El centro de Oslo está atravesado por la Karl Johans Gate, la arteria y avenida principal. En ella se aglutinan la mayoría de edificios históricos y más llamativos de la capital, como la Catedral, el Mercado Central o el Teatro Nacional, entre otros. Es la ciudad natal del dramaturgo Henrik Ibsen y también del artista Edvuard Munch. Hasta 1924, se la conoció bajo el nombre de Christiania y a día de hoy Oslo se ha convertido en una de las capitales referentes en Europa, a pesar de que su extensión no es muy grande. Nada más pisar su casco urbano, uno se contagia de la mentalidad nórdica en su más puro estado: puntualidad, seguridad y respeto. Noruega es un país tranquilo, sus habitantes son muy hospitalarios y todas las zonas de obligada visita se localizan fácilmente. Oslo es una ciudad para conocer en cualquier época del año, desde los meses en los que el frio es más extremo, hasta el agradable clima de primavera y verano. La capital alberga entre sus calles y edificios numerosas esculturas, más allá de las conocidas en el parque Vigeland, y sorprende el paladar de todos los turistas con su famoso salmón ahumado, sus truchas, arenques y bacalao. Fotos: Visit Oslo

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.