América Norte

América Norte

Oseznos polares en un safari por el Ýrtico

Arctic Kingdom organiza safaris fotográficos en los que ser testigos de los primeros pasos de los pequeños osos polares.

El Parque Nacional de Wapusk se encuentra en la provincia canadiense de Manitoba y es uno de los que linda con la costa occidental de la bahía de Hudson. En este territorio del norte, con nieves que cubren todo durante meses, es donde crecen muchos de los osos polares que viven en Canadá, protegidos por las características del parque y, sobre todo, por lo complejo de su acceso. Sin embargo, poder acercarse a la intimidad de estos plantígrados y tener la oportunidad de ser testigos de los primeros pasos de los oseznos, al albor de la primavera, es una realidad que algunos pocos elegidos pueden tener a su alcance. Todo gracias a la agencia de viajes polares Arctic Kingdom, que organiza para el próximo mes de marzo un safari fotográfico centrado exclusivamente en el seguimiento de los cachorros. No es habitual que el Parque Nacional dé permisos para este tipo de aventuras, de ahí que haber conseguido una docena de plazas es toda una oportunidad. Sin duda, la sensación de ser testigo de la primera vez que un osezo deja su guarida y comienza a andar sobre la nieve, sintiendo el frío del hielo, es una vivencia impresionante. Y se podrá hacer a pocos pasos de ellos, ya que la agencia cuenta con un lodge en la zona que, además, hace las veces de base polar. Ver a las madres cuidando de sus hijos (como buenas mamás, son muy protectoras, por lo que hay que extremar las precauciones en todo momento, por lo que mucho mejor llevarse los teleobjetivos que acercarse de más), alimentándolos, enseñándoles a caminar, erguirse... cómo juegan entre ellos los oseznos, para los que cada minuto es una aventura y una diversión... Los que ya han podido hacerlo no dudan en afirmar que es una de las experiencias de su vida. Para ello, Arctic Kingdom pone a disposición de los fotógrafos una flota de vehículos especiales para moverse por la nieve, así como el poder disponer de la cabaña para el descanso y el avituallamiento (todo a 60 km. al sur de Churchill, que es la ciudad más cercana). Y de noche, por si fuera poco espectáculo, será el turno de fotografiar auroras boreales. Con un cielo sin contaminación lumínica alguna, será también una oportunidad única. La excursión dura nueve días, a partir de 9.000 €, e incluye vuelos desde Winnipeg. Sin duda,el viaje de nuestra vida.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.