SURFEAR EN PERÚ

SURFEAR EN PERÚ

La ola izquierda perfecta, ceviche y una cerveza helada

Máncora es un paraíso al norte de Perú para los que buscan olas, sol y playas. Esta playa del Pacífico mantiene intacto un encanto que obliga a disfrutar cada día con calma, con mucha diversión, deportes acuáticos, música y un daiquiri. Un marco inmejorable, con rincones excelentes.

Máncora, con su clima seco y tropical, es el lugar perfecto para la práctica del surf y el kitesurf en el Pacífico peruano. Una playa donde la temporada de vientos se alarga desde 
mayo hasta diciembre, con días constantes en agosto, septiembre y octubre. Para muchos, esta preciosa costa del norte del país sudamericano es el lugar perfecto para relajarse y alejarse del estrés de la ciudad, un rincón con estupendas calas de arena blanca, mar cálido, olas perfectas para el surf y mucho sol.

Lo que fue una pequeña cala de 
pescadores es hoy uno de los destinos turísticos más solicitados por los locos del surf. Máncora recibe swells en verano y en invierno, dando como resultado una ola izquierda larga, más conocida como reef break, de izquierdas largas y parejas. En la época del fenómeno de El Niño también hay tubos. Es decir, el paraíso de los amantes de las tablas.

La costa de las provincias de Tumbes y Piura ofrece tranquilidad y calidez, y cuenta con las mejores playas de todo Perú. 
Toda una costa para vivir la aventura y disfrutar de unas vacaciones únicas y auténticas. Sus calas se han convertido en uno de los mejores lugares para ir de vacaciones, un mundo de ceviche de pescado fresco, olas izquierdas perfectas, sol y cerveza helada. ¿Se puede pedir más?

Máncora es la playa más solicitada durante todo el año. Ubicada en el kilómetro 1.165 de la Panamericana Norte, está en el límite norte del departamento de Piura. En ella, nada mejor que alojarse en un ecolodge fresco y auténtico, como punto de partida y base de operaciones. El proyecto Eco Lodge fue una idea de Tom Gimbert, un joven arquitecto francés que con esta iniciativa dio el primer paso para montar una empresa de diseño y construcción llamada Eco Wekk.

Eco Lodge fue concebido como hotel, pero también como vivienda y taller. Situado en los límites de la ciudad costera, tiene el mar a un lado y, al fondo, las montañas. Fue construido con materiales de reciclaje y también locales, conservando la estructura original de la choza que ocupaba su sitio. En el lugar se edificaron dos dormitorios dobles y otros tantos de matrimonio en el primer piso, así como una suite en la planta superior; mientras que el estudio y la vivienda del propietario se ubicaron enfrente. En el centro del lodge hay un patio con un piscina tratada sin productos químicos. Las cinco habitaciones cuentan con baño privado y con un sistema de reciclaje de agua, de manera que la utilizada para una ducha se utiliza luego para regar los jardines.

La recepción, abierta las 24 horas del día, te organiza clases de surf y kitesurf, de buceo y pesca, así como sesiones de masaje y yoga. También puedes alquilar motos de agua, salir a cabalgar por la playa, o hacer un tour hasta el Ñuro para nadar con las tortugas marinas, o a los manglares de Tumbes. Dan información turística y un servicio de alquiler de coches y bicicletas, por si quieres explorar otras playas de la zona. Hay wifi gratuito y el precio, desde 61 euros la noche, incluye el desayuno.

La vida nocturna en Máncora es intensa y divertida. La mayoría de los bares y restaurantes se concentran en una zona en la que a veces uno amanece al ritmo de reggae con cervezas heladas y daikiris de maracuyá. Ahí es nada. Un paraíso de vida sana, deporte, gente joven, ambiente, y cómo no, diversión. Un destino perfecto para unas vacaciones perfectas.

En la avenida principal de Máncora, la misma Panamericana Norte, hay tiendas de artesanías y de ropa, y algunos locales de alquiler de tablas con accesorios de surf. También encontrarás profesores particulares, servicios de taxi privado y prácticamente todo lo que puedas necesitar.

La playa es larga, destino habitual de los peruanos que residen en Lima y de extranjeros en busca de olas. Al sur, pasando el muelle, se llega a playa Pocitas, ubicada en una zona más residencial. Sin duda, un destino a tener en cuenta si lo tuyo es el buen rollo y el surf. Un sitio para aventureros del deporte.

Más información:
Eco Lodge Máncora
Turismo de Perú

Marta Rivas | Madrid
| 07/07/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.