LA BELLEZA DE LOS PEQUEÑOS VELEROS

LA BELLEZA DE LOS PEQUEÑOS VELEROS

Navegar de Estambul a Atenas en un velero privado

Abrazar el Mediterráneo navegando por su historia y su belleza es aun más apetecible si tenemos la oportunidad de hacerlo en un velero solo para neustro disfrute. Nos embarcamos en uno de Wind Star Cruises y navegamos por el Egeo con sus míticas aguas azules como único testigo.

 Navegar de Estambul a Atenas en un velero privado
Greek Isles & Turkish Delights | WindStar Cruises

En un solo viaje puedes abrazar miles de años de historia, de hazañas de grandes héroes y descubrir civilizaciones fascinantes. Desde la Acrópolis de Atenas hasta los mágicos palacios de Estambul, explorando las pequeñas calles de Mykonos y desembarcando en Delos, la isla legendaria de Apolo, tras las antiguas huellas de los dioses. 
Explorar Éfeso, el sitio arqueológico al aire libre más grande del mundo, y reponer fuerzas con la estupenda y sabrosa gastronomía mediterránea. Pasear por los caminos de Rodas y dejarte acariciar por la belleza de las islas griegas. Y todo esto, en un crucero privado.

Viajar en este crucero por las islas Griegas y las 'delicias turcas' permite recorrer lugares emblemáticos como el Partenón y la Acrópolis en Atenas, el Palacio de los Grandes Maestros en Rodas, las blancas casitas y cúpulas azules de Santorini, la Mezquita Azul y el Gran Bazar de Estambul, las exclusivas tiendas y coquetos cafés de Mykonos, el casco histórico de Éfeso y la casa de María de Kusadasi. Pero no solo eso, también hay turno para la diversión desenfadada con una estupenda barbacoa en la terraza del yate como fin de fiesta.

Lo lleva a cabo la firma de cruceros Wind Star.  En su navío del mismo nombre, un elegante velero de cuatro mástiles con capacidad para 148 personas, nos sentiremos como en casa. Allí contamos con cuatro cubiertas de teca y rincones que permiten la sensación de estar en una terraza privada, ya que no faltan comodidades y servicios como su WindSpa, además de casino, sala de estar, biblioteca, piscina y jacuzzi.

Todos los camarotes tienen vistas al mar, camas queen size, TV de pantalla plana con reproductor de DVD y altavoces para iPod de Apple. El Restaurante Ánfora, además de una cocina gourmet, ofrece cursos de cocina por las tardes; y el restaurante Veranda es ideal para cenas informales, desayunos y almuerzos.

 Navegar de Estambul a Atenas en un velero privado

El itinerario de este crucero es el siguiente. El primer día se desarrolla en Estambul. Desde la Pera Palace Hotel podrás explorar Santa Sofía, la impresionante Mezquita Azul, el Palacio Topkapi, las antiguas cisternas subterráneas, y mucho más. El segundo lo pasamos navegando, ya que nos espera una jornada, la tercera, en Kusadasi, Turquía. Historia y belleza se aúnan, pues es también turno de Éfeso, uno de los grandes museos al aire libre del mundo y donde podrás explorar sitios legendarios como las casas de Bulbul en la montaña, donde el techo de cada una forma la terraza de la siguiente. Como colofón, un almuerzo privado íntimo con degustación de los mejores vinos de esta región turca.

Navegar de Estambul a Atenas en un velero privado

El cuarto día toca Rodas, ya en Grecia. Hogar del legendario Coloso, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, es hoy un paraíso náutico, con playas cristalinas y laderas verdes. Descenderemos del navío para recorrer pueblos pintorescos y los limoneros de la antigua Acrópolis de Lindos, paseando por las calles empedradas de la antigua ciudad amurallada de Rodas.

A la jornada siguiente, Bodrum, de nuevo en Turquía. Actividades como el buceo con un maestro certificado, playa en un centro turístico de lujo, o si lo prefieres, alejarte de todo en una goleta de madera romántica, amarrarando en hermosas ensenadas para nadar y tomar el sol.

Llega el turno para dos días de islas míticas. Por un lado, Santorini. El barco se acerca a los espectaculares acantilados que se elevan desde el mar, hasta descubrir el bellísimo pueblo de Oia con sus edificios encalados y sus tejados azules. Por otro, Mykonos, salpicada de cientos de iglesias encaladas y molinos de viento con techo de paja, un puerto en el que conviven los barcos de pesca y los yates privados más exclusivos. Un pintoresco paseo en ferry te llevará al siglo sexto antes de Cristo, a la pequeña isla de Delos, el mítico lugar de nacimiento de Apolo.

Por fin, el octavo día llegamos a Atenas. El viaje finaliza con una visita a la Acrópolis y descubriendo las encantadoras calles, tiendas y cafés de esta maravillosa capital europea.

Nunca atravesar el Egeo fue tan enriquecedor e interesante (desde 3.535 €/persona).

Más información:
Wind Star Cruises

Marta Rivas | Madrid
| 22/06/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.