La aventura comenzó en abril de 2014, donde el joven francés Guirec Soudée, se lanzó a la aventura de recorrer los mares a bordo de su velero 'Yvinec'.

Tras llegar desde Francia a las Islas Canarias conoció a Monique, su gallina y compañera de aventuras, junto a la que empezaría su verdadero reto, atravesar el Océano Atlántico. Su meta era llegar hasta a la isla de San Bartolomé (Saint Barth) ubicada al norte del archipiélago de Guadalupe en el mar Caribe, una colectividad territorial de ultramar que pertenece a Francia. Después de 28 días navegando, lo consiguieron.

Permanecieron en el caribe casi un año para ganar dinero y prepararse para su siguiente etapa del viaje, que no iba a ser tan cálida, ya que su siguiente meta era llegar hasta el Ártico.

En Agosto de 2015 estos intrépidos viajeros llegaron a las gélidas aguas de Groenlandia donde se encuentran actualmente.

Monique, la gallina de Guirec se ha adaptado sorprendentemente bien a su nuevo estilo de vida en el mar, donde junto a su dueño ha compartido chapuzones o deportes como el surf. Tampoco parece temerle al frío de Groenlandia. Sin duda Monique y Guirec hacen una pareja de lo más peculiar.

Mientras navegaban Guirec quedó alarmado ante el terrible estado en el que se encuentran algunos mares y junto a su amiga Virginie creó una asociación para proteger los océanos.

Cada vez son más medios los que se han hecho eco de esta singular historia y esto derivó a que en Francia comenzara un movimiento de crowdfunding (movimiento para recaudar fondos) para plasmar las aventuras de Guirec y su gallina Monique en un libro. Consiguieron la financiación necesaria y parece que pronto se podrá leer en papel las peripecias de estos dos aventureros.

Una amistad poco convencional y una aventura asombrosa ¿Cuál será el siguiente destino de Monique y Guirec?

Más información:

Facebook – Voyage d’Yvinec – Guirec Soudée

Web: Voyage d'Vinec