Viajestic » Destinos

25 de diciembre en Oceanía

Meri Kirihimete! Así están celebrando hoy la Navidad en el otro lado del planeta

Entramos en las casas de varios países de Oceanía para conocer cómo es disfrutar de la Navidad en pleno comienzo del verano y con las tradiciones maoríes de fondo. Seguro que a más de uno le entrarán ganas de celebrarlas allí dentro de un año.

Publicidad

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 25.12.2015 00:29

Si hoy paseas por alguna calle de Nueva Zelanda, lo más seguro es que oigas más de un 'Meri Kirihimete!', que no es otra cosa que 'Feliz Navidad' en la lengua de los maoríes, los aborígenes de muchas de las islas del Pacífico Sur. En estos países se mezcla la tradición polinésica con la que dejaron allí los colonizadores europeos, especialmente británicos y franceses. Además, al coincidir las fiestas con el comienzo del verano, no faltan opciones para divertirse junto a las playas, bronceando la piel y estrenando el bañador.

Vamos a repasar cinco países de Oceanía y conocer cómo están celebrando en estos momentos el día de Navidad, que en su caso lleva ya algunas horas de recorrido y están a punto de culminar.

Árbol de Navidad en Wellington

1. Nueva Zelanda. El influjo cultural británico, así como el norteamericano, está muy presente en las casas neozelandesas, de ahí que no falten árboles decorados al estilo tradicional. Lo más habitual es que las reuniones sean familiares, pero también con amigos, y la comida es una gran barbacoa en un jardín. El menú se compone de filetes de cerdo, pero algunos también optan por carne de ciervo o cenado, o algún animal exótico. Si estamos en ciudades costeras, no faltará el marisco. Todo concluye con un pudding de frutas que se acompaña de grandes bolas de helado, merengue y gelatina. Los regalos se abren justo antes de la comida.

Navidad en una playa australiana

2. Australia. Al igual que antes, la tradición británica es la que más destaca, con grandes árboles y mucha decoración en cada rincón. (este año han batido allí el récord Guinness del árbol con más luces LED encendidas de la historia). Muchos prefieren la estampa de un Santa Claus tirado por un trineo en el que los renos han sido sustituidos por canguros (o 'six white boomers', como dice un villancico muy famoso australiano). Las barbacoas también son la comida típica, especialmente las de marisco, y es que se come mucho pescado en Navidad. Al día siguiente tocan las carreras de remo del Boxing Day y hay que tener fuerzas.

Singsing

3. Papúa-Nueva Guinea. Son muchas las tribus que no celebran la Navidad, ni que esta existe, en el país, pero aquellas que han tenido más contacto desde hace siglos con diferentes misioneros han adoptado fórmulas con reminiscencias cristianas. En lugares como Ukarumpa, por ejemplo, se celebran igual que en resto del planeta. Las celebraciones se realizan en torno a las iglesias y muchos decoran sus casas con grandes flores, y las comidas también se realizan en comunidad, con grandes asados y mucha presencia de pescado. A la hora de bailar, realizan los tradicionales Singsing, pero estos no son exclusivos de la Navidad.

Ma’a Tahiti

4. Polinesia Francesa. No hay Navidad en las islas si no es en torno a un rico Ma’a Tahiti, que consiste en una especie de plato combinado en el que se unen trozos de pescado y carne, patatas y otras hortalizas, con una salsa y todo sobre grandes hojas de palmera. La bebida también es diferente. En vez del vino caliente del centro de Europa se deciden por un zumo de piña con especias. Para lo que no hay acuerdo es a la hora de abrir los regalos, ya que se hace tanto en la Nochebuena como en la mañana de Navidad.

Artesanías navideñas de la isla de Tuvalú

5. Tuvalú. Desde 2010, el día de navidad es de la gran final de la Copa Navidad, un torneo de fútbol entre clubes de la isla. Estamos en uno de los primeros países en celebrar la Navidad por los usos horarios, pero son fiestas recogidas, en familia y en la iglesia. Poco a poco empieza a haber fiestas de Nochebuena, pero es el 26 cuando todo el mundo prefiere celebrarlo, incluso con festejos que se alargan hasta el 27. La matanza de un cerdo suele ser habitual para la comida familiar.

Publicidad