El verano en España y las altas temperaturas van de la mano, pero no todo el mundo lo soporta. Aunque hacer turismo con buen tiempo puede parecer ideal, a veces el calor excesivo quita las ganas de salir a la calle. Así que, si quieres darte un respiro, viaja a aquellos países en los que la temperatura es media o incluso fría, y recuerda lo que era la primavera o incluso el invierno.

1. Finlandia

Los meses de verano son ideales para visitar este país, ya que después del invierno tan largo que han vivido, las calles vuelven a coger color y sus habitantes procuran disfrutarlo lo máximo posible. Helsinki, su capital, es una de las mejores ciudades para pasar unos días ya que gracias a las temperaturas cálidas ofrece muchos planes, como picnics en los parques y días de 20 horas.

Groenlandia (Ravnefjeldet) | Wikipedia (Jensbn)

2. Groenlandia

Con muy pocas horas de oscuridad, Groenlandia se presenta como uno de los mejores destinos para viajar en verano, cuando su temperatura nunca llega a ser alta pero sí más cálida que en época invernal. Además, a partir de mediados de agosto comienza la mejor época para ver auroras boreales.

Noruega (Oslo en verano) | Wikipedia (Hofi0006)

3. Noruega

Es cierto que las temperaturas cada vez son más altas en cualquier punto de la tierra como en este país donde este verano han aumentado considerablemente, aunque no era de los países más fríos. De hecho, la temperatura suele alcanzar los 25 grados, siendo en los bosques o en las orillas de los fiordos donde más a gusto se puede estar.

Islandia (Seljalandsfoss) | Wikipedia (Diego Delso)

4. Islandia

Los días en esta época del año son soleados pero sin llegar a ser abrasadores, de hecho puede parecer la temperatura invernal de algunos países europeos. La oscuridad no existe durante estos meses, de hecho cuando pasees por las calles de Reikiavik verás gente a todas horas, además de poder contemplar el conocido “sol de medianoche”, sobre todo si te pierdes entre su naturaleza.

Canadá (Toronto en verano) | Wikipedia (Arild Vàgen)

5. Canadá

Es uno de los países que más aprovecha el verano para así pasar al duro invierno con una sonrisa. Todo está más animado en la calle y en las ciudades más grandes, como Toronto o Vancouver, se celebran grandes festivales que dan el toque de relajación y alegría necesario. También es una época genial para visitar algunos de los lagos más famosos del país, como el Lago Buntzen, ideal para toda la familia por haberse convertido en un lugar recreativo.