Zermatt, Suiza

El país de los Alpes, esta estación de esquí está situada en el Monte Cervino. Si vamos con nuestro propio coche más vale que sea eléctrico, o de lo contrario no podremos acceder con él. Es un destino ideal para los más expertos pues el desnivel de sus pistas es del 60% y aquellas personas que se sientan como pez en el agua con los esquís, lo disfrutarán enormemente. Otro aspecto a tener en cuenta es el nivel de vida del país, repercutirá en todas nuestras vacaciones.

Zermatt | Foto de Romy Biner- Hauser- Fuente Wikimedia Commons. Licencia CC BY-SA 3.0

Serfaus-Fiss-Ladis, Austria

Muchos la consideran como la mejor pista de esquí de toda Europa. Entre todas sus pistas suman 200 kilómetros, más otros 120 kilómetros de pistas de esquí de fondo. En esta estación si encontraremos pistas más accesibles para los principiantes y podrán disfrutar de la experiencia. El confort en Serfaus-Fiss-Ladis no solo está en sus pistas, pues también dispone de un área habilitado para tomar el sol con hamacas y sillas ergonómicas.

Austria | Foto Leo-seta. Fuente Flickr Licencia CC BY-SA 2.0

Chamonix, Francia

Entre los más devotos por el esquí el valle de Chamoix se considera como el paraíso en la tierra, pues tiene más de 4000 metros de altura. Y destacamos que esta estación de esquí se encuentra en el emblemático Mont Blanc, donde hay un total de 115 kilómetros de pistas. Es una estación muy accesible ya que cuenta con pistas aptas para todos los niveles.

Chamonix | Foto de Janne Wassberg. Fuente Pexels

Val Gardena, Italia

Sin salir de la cordillera de los Alpes vamos a la vertiente italiana donde nos encontraremos con casi 200 kilómetros de pistas. Entre los visitantes es muy común realizar la ruta Sella Ronda que avanza hasta el macizo homónimo. Podremos elegir entre dos itinerarios uno más sencillo y otro cuya complicación es mayor. Todo depende del nivel de destreza que tengamos.

Val Gardena | Foto de Wolfgang Moroder. Fuente Wikimedia Commons Licencia CC BY-SA 3.0

Formigal, España

En este decálogo no podía faltar la mención a alguna de nuestras estaciones, y en esta ocasión resaltamos Formigal, ubicada en los Pirineos aragoneses. Es una de los destinos más populares de nuestro país. Además de la variedad y calidad de las pistas, no podemos olvidarnos de la majestuosidad del paisaje y la riqueza natural de este enclave.

Formigal | Foto de Willtron. Fuente Wikimedia Commons Licencia CC BY-SA 3.0

Garmisch-Partenkirchen, Alemania

Está considerada como una de las mejores pistas del país germano. Se encuentra en la región de Bavaria y cuenta con un total de 42 pistas y un desnivel de más de 2000 metros. Su amplio abanico de pistas da la bienvenida a esquiadores de todos los niveles. La fama de este lugar se debe en parte al evento que celebran cada 1 de enero, los saltos de año nuevo.

Garmisch Partenkirchen | Foto de Martin Fisch. Fuente Wikimedia Commons. Licencia CC BY-SA 2.0

Sälen, Suecia

A tan solo 250 kilómetro de la capital, Estocolmo, se encuentra este complejo de estaciones, pues reúne hasta seis en su seno: Lindvallen, Högfjället, Tandådalen, Hundfjället, Kläppen y Stöten. Entre todas ellas suman un total de 111 pistas y más de 80 remontes. Pero también tiene un área destinada exclusivamente a las familias para que puedan disfrutar de la nieve sin tener que estar todo el día sobre los esquís.

Sälen | Foto de Stephvvv. Fuente Wikimedia Commons Licencia CC BY-SA 3.0