El próximo 12 de septiembre, los amantes de las maratones más singulares tienen una cita en Jordania. Concretamente en el que es, sin duda, su hito turístico más importante: la ciudad escavada en la roca de Petra, todo un símbolo arqueológico.

Su famosa puerta de entrada será el simbólico puesto de salida de una carrera única: la Maratón del Desierto de Petra, una prueba organizada por la compañía danesa Albatros Adventure en la que no solo se pone a juego la resistencia de los corredores para lograr superar los casi 43 kilómetros de recorrido, sino que también tendrán que hacerlo en una región tan extrema como es el desierto de Oriente Medio. El pistoletazo de salida se dará en el camino donde se sitúan las tumbas reales por lo que, desde el principio, los corredores estarán rodeados de tumbas, monasterios y cuevas talladas en la roca por los antiguos nabateos.

La Petra Marathon puede llegar a ser una carrera muy dura, de ahí que, paralelamente, se organice una Media Maratón, así los 'runners' que lo deseen podrán también tener la experiencia de correr por esta zona cargada de historia sin riesgo a quedar sin fuerzas para seguir disfrutando, una vez acabe la prueba, de las maravillas del lugar. Los dos primeros kilómetros se recorrerán por el complejo arqueológico, hasta llegar a una carretera pavimentada pero muy montañosa. A continuación, el camino continúa por el desierto. Aquí los participantes deberán extremar las precauciones pues correr por el desierto implica doblar el esfuerzo que se hace en una carrera normal.

Los corredores de la media maratón continuarán por el valle llamado Siq Al Bard, mientras que los demás atletas deberán subir hasta la colina Al Musirh. Dejando a un lado la pequeña Petra, la carrera vuelve al asfalto en dirección al pueblo de Ma'an.

El camino hacia Ma'an discurre entre impresionantes formaciones rocosas de color rosado que pocos visitantes llegan a descubrir en las excursiones habituales por la zona. De hecho, es una más que magnífica idea, después de la maratón (una vez descansados), acercarse hasta aquí, ya que es una de las ciudades más singulares del sur de Jordania, con una estación de tren centenaria y de cuya población ya hay referencias en el siglo IV a.C., fundada por tribus yemenitas que se asentaron en la región para comerciar con los pueblos de la región.

Los siguientes 30 kilómetros serán cuesta arriba (sí, la prueba se hace cada vez más dura, y siempre bajo el efecto del desierto) pero el esfuerzo valdrá la pena y será recompensado con unas espectaculares vistas. De hecho, las montañas que esconden la ciudad de Petra parecen un paisaje lunar a simple vista (si el día es despejado, se puede ver Israel desde ellas). Una carrera exótica que, independientemente del puesto en el que se acabe, se mantendrá por y para siempre en las retinas de los que la completen.

Más información:
Maratón en el Desierto de Petra
Adventures Marathon - Albatros Travel
Turismo de Jordania