Europa

Europa

La maison Picassiette o cómo construir un mosaico durante 20 años

Una casa de lo más kitsch en la ciudad de Chartres

Casa Picassiette es el extraordinario resultado del trabajo que realizó un solo hombre entre 1938 y 1964. El monumento que dejó para la posteridad, es una casa y un jardín cubierto de intrincados mosaicos de vajilla, pintura y escultura rota. Se ha escrito mucho para tratar de explicar por qué Raymonde Isidoro, un trabajador de mediana edad, dedicó parte de su vida a esta peculiar obra.

En un hermoso entorno, complicada, inspirada y desconcertante, es como podemos describir la casa construida por él para su familia. Tal vez, lo más increíble no es sólo el hecho de que él se dedicase a este proyecto, sino, el objetivo conseguido, un escultural monumento a escala y de una riqueza impresionante.

La casa está situada detrás de Picassiette en una moderna calle no muy lejos del centro de Chartres, a unos 80 kilómetros de París. Hasta este curiosa obra se llega caminando por un estrecho sendero. Y no serás el único, unos 30.000 visitantes al año llegan a este lugar asombroso después de visitar otras maravillas de Chartres como su famosa catedral.

La casa Picassiette es muy modesta en cuanto a su tamaño, y tiene una forma larga y delgada , que coincide con las dimensiones de la parcela en la que se encuentra. Las puertas y ventanas están todas situadas en el lado derecho, con orientación sur. Una torre nos llevará hacia la izquierda de la casa y a los jardines.

Raymonde Isidoro construyó decenas de jardineras decoradas con piezas de porcelana rota, y en la pared dos importantes cuadros de mosaico con motivos de jarrones con flores. El contorno es proporcionado y el

estilo queda a mitad de camino entre abstractos mosaicos decorativos y sus imágenes pictóricas decoradas con detalle.

Las flores están formadas por los mismos motivos florales, toques de porcelana de color y vajilla que los motivos florales pintados. El efecto es el de combinar el arte popular, el color impresionista y el collage. Impresionante.

El nombre que se le dio a Isidoro, "Picassiette" proviene de la expresión francesa "gorrón". Esto significa "un gorrón", y no es precisamente un cumplido. Tal vez el nombre proviene de un juego de palabras con "Picasso". Picasso y su genio artístico, fue considerado por muchos como impactante y controvertido. Sea como sea, La Maison Picassiette es parte de la vida de Isidoro y su mujer.

Raymond Isidoro nació en 1900. En 1924 se casó con su esposa, Adrienne, una viuda 10 años mayor que él con tres hijos. En 1930 se comenzó a construir la casa en la que viviran, y cerca de 1938 comenzó la decoración del interior utilizando piezas desechadas de loza encontrada en los paseos.

La casa tiene solo tres habitaciones pequeñas, una puerta que se abre a la cocina y la sala de la mañana. Todo conduce a la habitación Then. Cada área de mosaico y cada habitación están pintadas de oro. Los mosaicos son puramente decorativos, las pinturas incluyen vistas al Mont Saint-Michel y Chartres, y una ciudad árabe situada entre dunas de arena.

Tal vez lo más peculiar es la forma en que todos los muebles están cubiertos de mosaico, incluyendo la estufa. En otras partes la mesa, las sillas, un taburete, la mesita de noche, incluso la cama. El efecto es sorprendente, y no es difícil imaginar el estrés que habrá causado en el pasado a sus hijos esta pequeña casa. El lío de polvo y de vajilla rota, lo mucho de obsesión por parte de su autor. Todo de lo más Kitsch.

¿Qué es lo que hace esta casa diferente de las demás? La Maison Picassiette no es una casa corriente, como la de cualquiera, es una muestra de la arquitectura más ingenua, asombrosa e increíble. Una curiosidad. Merece la pena visitarla si uno está de paso en la ciudad.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.