Europa

Europa

El lugar más bonito de Noruega

Reine, una postal noruega en las Islas Lofoten

Imagina viajar a un lugar donde el sol nunca se pone durante el verano, donde nunca se cansan de las maravillosas auroras boreales en invierno, donde el paisaje cambia constantemente y la gente es encantadora. Hablamos de un lugar al norte de Europa, muy al norte, unas islas preciosas, en un país donde la naturaleza domina el paisaje virgen, estamos en Noruega. Declarado en la década de los 70, el pueblo más bonito de Noruega, Reine, a los pies de la montaña Reinebringen, es un puerto comercial desde 1793 y destino habitual de los cruceros por los Fiordos noruegos. Esta pintoresca localidad de las Islas Lofoten, rodeada de espectaculares montañas, es un destino obligado si decides viajar al país. Reine pertenece a la región Nord-Norge, al condado Nordland y al municipio Moskenes. Ubicado en la bahía natural de la isla de Moskenesoy, Reine vive de la pesca y del turismo, y se ha convertido en una de las estampas típicas de Noruega con sus cabañas rojas de pescadores, llamadas rourbuer, construidas en madera con muelle y que hoy sirven de alojamiento. Naturaleza virgen y salvaje, paisajes increíbles por encima del Círculo Polar Ýrticoun entorno natural único. En invierno, los fiordos se llenan de orcas y se organizan safaris para verlas. Y además preciosas calles, una iglesia del siglo XIX y gastronomía basada en productos del mar, con su delicioso bacalao y por supuesto un crucero, un viaje en barco por el espectacular fiordo de Reine. Atractivos que hacen que Reine sea un lugar imprescindible. Reine goza de un clima especial a pesar de estar en el fin del mundo, su situación geográfica desafía a su localización geográfica y nunca se congela. Al buen clima se suma su espectacular belleza con enormes contrastes, un panorama verde en verano y sus playas, y amplias zonas completamente vírgenes. Hasta en el mar encontramos el mayor arrecife de coral en aguas profundas, al oeste de Røst. Si te gusta el turismo activo, hay muchas opciones. Rutas por el monte Reinebirgen para ver este paraíso natural desde las alturas, con recorridos con desniveles de hasta 400 metros, alquiler de bicicletas, kayaks, escalada o el avistamiento de ballenas y aves de la zona. Se puede llegar a Reine en avión desde Oslo, en coche, en tren o en un crucero. No importa el medio que elijas, Reine, es tan maravilloso que conocerlo se convierte en una experiencia única, un ambiente increíble de naturaleza y paz.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.