Viajestic » Destinos

Leyendas de Navidad

Lauscha, probablemente el mejor lugar del mundo para comprar adornos para el árbol de Navidad

Dicen los alemanes que es a ellos a quienes les debemos la costumbre de decorar el árbol de Navidad con bolas de colores; la razón de que esto sea así está en Turingia, concretamente en la localidad de Lauscha.

Adornos para el Árbol de Navidad

Pixabay Adornos para el Árbol de Navidad

Publicidad

Lauscha es una localidad alemana de la región de Turingia que apenas supera los 3000 habitantes pero de notable fama en el país germano ¿la razón? la artesanía del vidrio. No es que el nombre de Lauscha esté ligado a la artesanía del vidrio sino que forma parte de ella porque esta localidad fue fundada cuando los artesanos Hans Greiner y Christoph Müller recibieron una concesión permanente y hereditaria para levantar en esta zona de Turingia su fábrica de vidrio; desde entonces y hasta ahora esta localidad se ha desarrollado como zona industrial ligada a la industria del vidrio.

Bolas de Navidad
Bolas de Navidad | Pixabay

Esa es la historia de Luascha y su tradición vidriera pero Lauscha cuenta demás con una curiosa leyenda que hace que los alemanes afirmen que es a ellos a quienes les debemos la tradición de decorar nuestros árboles de Navidad con bolas de colores: cuenta la leyenda que había un vidriero en Lauscha, allá por 1847, que era tan pobre que no podía permitirse decorar su árbol de Navidad como mandaba entonces la tradición, con manzanas, nueces y otros frutos; en lugar de conformarse o lamentarse, el bueno del vidriero tuvo una idea: fabricar él mismo sus propios adornos ¿cómo lo hizo? del único modo que sabía hacerlo, templando el vidrio; dicen que las suyas fueron las primeras bolas de vidrio que decoraron un árbol de Navidad, bolas que año tras año se fueron popularizando y decorando hasta convertirse en los vistosos adornos que utilizamos hoy en día. Para sustentar esta leyenda en Turingia aportan algunas pruebas: conservan la cartera de pedidos de un soplador de vidrio en la que se ve el que podría ser el primer pedido de bolas de Navidad de la historia.

Bolas de Navidad
Bolas de Navidad | Pixabay

Leyendas al margen, porque no es Lauscha la única localidad que se erige como el origen de las bolas de colores de los árboles de Navidad, lo cierto es que la tradición vidriera de Lauscha hace que esta localidad alemana sea uno de los mejores lugares del mundo para comprar adornos de Navidad, especialmente este año en el que a cuenta del maldito virus los clásicos mercadillos de Navidad permanecerán cerrados y es también una localidad en la que vivir la Navidad todo el año... ¿es posible? ¡en Lauscha sí! porque aquí podrás ver, durante los 12 meses del año, un gran árbol de Navidad decorado con adornos realizados artesanalmente en esta localidad y, atento al récord, ese árbol está coronado por la copa de árbol de Navidad más grande soplada a mano (mide un metro de largo...).

Visitar Lauscha, en su Navidad eterna, es toda una aventura en la que podrás disfrutar de talleres en los que aprender a decorar el árbol de Navidad y hacerlo incluso con tus propios adornos porque otra de las experiencias que podrás disfrutar en esta localidad alemana es la de soplar tu propia bola de vidrio; tampoco debes perderte el Museo de Arte en Vidrio y las maravillas que expone.

Publicidad