Seamos realistas: la fiesta se vive de un modo distinto a partir de cierta edad: El cuerpo no aguanta los mismo con 35 que con 20, y y tampoco es igual la paciencia a una edad y a otra para soportar las aglomeraciones o la intensidad con la que se viven.

Ve haciendo una lista y apunta los próximos destinos a los que irás cuanto antes con tus amigos.