Viajestic » Destinos

BALNEARIOS

El lago termal más grande de Europa está en Hungría

Es el lago termal más antiguo de Europa... y del mundo. Hablamos del Lago de Hévíz

El lago termal más grande de Europa está en Hungría

Imagen cortesía de Turismo de Hungría (visithungary.com) El lago termal más grande de Europa está en Hungría

Publicidad

Si eres de los que vive soñando el momento de visitar un SPA o un balneario, el lago Hévíz te va a enamorar porque se trata del lago termal más grande del mundo; está en la ladera norte del monte de Keszthely, en el corazón de la ciudad de Hévíz, en Hungría y la temperatura de sus aguas es realmente tentadora: en invierno está entre 23 y 25ºC y en verano sube hasta los 36 o incluso 38ºC; además lo flujos de agua, que van de izquierda a derecha y del fondo hacia la superficie, regalan un maravilloso efecto masaje a quienes se animan a darse un baño en este lago.

Además, por el contraste de temperatura con el exterior, durante el invierno se forma una capa de vapor sobre la superficie del lago que hace que incluso respires estas aguas medicinales, dicen que son casi milagrosas para las cuerdas vocales y que ejercen sobre ellas un gran efecto rejuvenecedor.

Lago Hévíz
Lago Hévíz | Imagen cortesía de Turismo de Hungría (visithungary.com)

La historia de este lago es antiquísima, tanto que ya los romanos disfrutaban de sus aguas termales, en él crecen varias especies de nenúfares y es que la limpieza de estas aguas es también notable porque, gracias al abundante sumistro de agua que recibe, este lago cambian totalmente sus aguas cada tres días; eso además de que la calidad del agua es comprobada de forma continua tanto con mediciones como la inmersión regular de buzos especialmente cualificados.

¿Cuáles son los efectos medicinales que se atribuyen a las aguas termales del Lago Hévíz? Es la composición del agua la que responde a esta pregunta, es rica en azufre, calcio, magnesio e hidrógenocarbonato y por ello es eficaz tanto para los trastornos reumáticos y musculoesqueléticos como para las enfermedades articulares crónicas, también para la osteoporosis, la hernia discal, las enfermedades ginecológicas crónicas, el dolor de espalda crónico y trastornos cutáneos como la psoriasis.

Claro que no es necesario tener trastorno alguno para disfrutar de las aguas termales del Lago Hévíz porque, además, podrás disfrutar de un sinfín de servicios SPA al más puro estilo occidental: masaje de chorro subacuático, piscina de barro medicinal, cueva de sal, baños de vapor... Y estupendos planes de turismo activo en los alrededores como rutas de senderismo o equitación y también deliciosos planes de turismo gastronómico.

Publicidad