Marruecos está, como quien dice, a la vuelta de la esquina. Es uno de esos vecinos que presumimos de conocer a la perfección, un destino que siempre queremos visitar una y otra vez, un lugar en el que perderse entre los zocos de las grandes ciudades o entre las dunas del desierto. Pero, lógicamente, siempre se nos escapa algo. Marruecos, aunque parezca mentira, aún guarda algún que otro secreto, y nosotros queremos mostrarte uno de los más bellos y recomendables. Hablamos del Ksar de Aït Ben Haddou.

Ksar de Aït Ben Haddou | Marruecos

Como bien sabrás, los ksars son ciudades fortificadas cuya arquitectura contrasta por completo con lo que podíamos haber imaginado y se fusiona con la naturaleza. Sus casas, murallas y demás están construidas con arena, arcilla, agua y, algunas veces, paja o estiércol. Cuando esta mezcla se seca con el sol, el color se torna rojizo, lo cual hace que parezca que el ksar forma parte de la estampa natural. Esto, sumado con la combinación de colores que se genera gracias a la posición del sol en ciertos momentos del día, hace que la imagen sea todo un espectáculo.

La entrada al interior de esta ciudad es totalmente gratuita, y con ella podrás ver desde fuera todos sus edificios, además de tratar de entrar en alguna casa particular (mediante la entrega de una pequeña propina), para contemplar en primera persona la forma de vida de sus habitantes. Todo ello, siempre rodeado de un paisaje bello e incomparable. Estamos hablando de un ksar reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1987, que actualmente se conserva a la perfección y que hace las delicias de todos los viajeros que deciden ir más allá en su paso por Marruecos.

Ksar de Aït Ben Haddou | Marruecos

Este Ksar de Aït Ben Haddou se encuentra a tan solo unos 30 kilómetro de Ouarzazate y está situado sobre una colina de unos 100 metros, lo que hace que destaque en el horizonte y llame la atención de los viajeros desde la distancia. Hacer una parada en esta ciudad fortificada (y, a poder ser, contar con un guía que nos explique cómo está dividida, las diferentes clases de casas, etc.) puede dar un giro importante a tus vacaciones, haciéndolas más ricas, más interesantes, más emocionantes y más originales.

Antes de que te pongas a hacer las maletas, es importante que sepas que este no es el único ksar de Marruecos, ni mucho menos, pero sí probablemente uno de los más espectaculares, ya no sólo por la ciudad en sí, sino también por lo hermoso del paisaje. ¿Te lo vas a perder?