Viajestic » Destinos

Naturaleza salvaje en Canadá

Kananaskis, el épico paisaje de montaña donde se rodó ‘El renacido’

Viajamos a uno de los lugares más extremos y bellos de Canadá. Al oeste de Calgary, en la inhóspita Alberta, se trata de una de las zonas con mejores instalaciones de turismo en plena naturaleza del país.

Publicidad

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 29.02.2016 10:28

Kananaskis se ha convertido en uno de los paisajes más vistos en la ‘gran pantalla’ en los últimos meses gracias a una película: ‘El Renacido’. El filme que ha brindado a Leonardo DiCaprio su primer Oscar fue rodado en la que está considerada una de las regiones más impactantes por su belleza natural de Canadá. Situada al oeste de Calgary, en el Estado de Alberta, la cruzan de lleno las Montañas Rocosas, formando un paisaje de grandes picos nevados y abruptos valles de verde intenso, salpicados de lagos turquesas. Demasiado bello. Tanto que Alejandro González Iñarritu no tuvo que esforzarse demasiado en que apareciera extenso, salvaje y virgen en su película.

La región de Kanasakis está llena de lugares épicos, claro que para ello hay que estar dispuestos a aguantar situaciones algo alejadas de las comodidades a las que estamos acostumbrados. El equipo de rodaje de la película, por ejemplo, tuvo que trabajar en zonas que rondaban los -30 ºC, y, como es fácil de imaginar, no había cobertura de móvil ni un hospital a mano si había un contratiempo. A cambio, tenían los valles más hermosos a su disposición.

Pero Kanasakis no es un parque natural o una reserva. De hecho, en la zona denominada Kanasakis Country se cuentan hasta 51 parques y zonas recreativas diferentes, cada una de ellas con unas características de accesibilidad y desarrollo turístico. Abundan los campings, las zonas de campamento libre y los miradores. Y es que estamos ante una de las regiones de turismo en plena naturaleza más desarrolladas de Canadá, además de las más interesantes para los arqueólogos (la zona también es conocida como el Valle de los Dinosaurios por los fósiles que se han hallado).

No faltan lugares, a los alrededores de Cálgary, que merezcan la pena. Muchos de ellos aparecen en el propio ‘El Renacido’. En los páramos de Drumheller, por ejemplo, se rodó una escena en la que el personaje de Tom Hardy es testigo de la caída de un meteorito. También trabajaron en el valle de Bow, que en invierno es un lugar bastante hostil. Y como González Iñarritu solo quería filmar con luz natural y era invierno, obligaba al equipo de rodaje a desplazarse a diario a esas zonas solo para poder trabajar un par de horas.

Sin embargo, que no te engañen los pormenores del rodaje. Kananaskis es una región perfecta para unas vacaciones divertidas. Todo es elegir la actividad que más nos satisfaga. Las hay más relajadas, como el golf, y otras más extremas. La primera, por ejemplo, permite hacer hoyos en uno de los campos más hermosos del mundo, y es que el Kananaskis Country Golf Course tiene fama de estar entre los mejores del planeta.

También es posible disfrutar de largas cabalgadas por la región. Por ejemplo, si nos hospedamos en un auténtico rancho del Oeste. Los establos de Boundary Ranch están siempre prestos para grupos que quieran dar una vuelta por los paisajes de los valles. Y tienen rutas de una hora, o de un día entero, dependiendo de lo que cada turista quiera.

Si lo nuestro es la adrenalina, no faltan opciones. Por ejemplo, un poco de rafting por el río Blanco, para lo que podremos combinar la aventura con algo de ciclismo de alta montaña, escalada o incluso nadar en aguas heladas. Y si aun hay nieve, no será por falta de lugares para esquiar. No hay que olvidar que allí se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988, y que Calgary es una de las capitales del deporte blanco americano. La Nakiska Ski Area es todo un descubrimiento para los europeos.

Y una excursión más de remate. Pocas cosas se pueden comparar a una vuelta por los valles y montañas de Kananaskis en helicóptero. Sin duda, la excursión de nuestras vidas. 55 minutos por los picos más impresionantes, viendo una naturaleza virgen que bien se merece el Oscar.

Por cierto, un dato curioso del filme es que no toda la nieve que se ve es de zonas de Canadá. Como el rodaje se alargó y la nieve comenzó a derretirse, el director decidió conseguir las últimas escenas de la película en el otro extremo del continente americano. Así, cogió al equipo de rodaje y se marcho al río Olivia, en la Tierra de Fuego de Argentina, uno de los puntos más australes del planeta, y rodó en sus nieves perpetuas.

Si quieres ir a Kananaskis desde España, lo mejor es volar desde nuestro aeropuerto más cercano a Londres-Heathrow, desde donde hay vuelos directos a Calgary (a partir de 600 €/ida y vuelta). También es posible volar a la ciudad canadiense desde Ámsterdam.

Más información:
Turismo de Kananaskis
Turismo de Alberta
Turismo de Calgary

Publicidad