En El Salvador, a sólo 45 minutos del aeropuerto internacional de Comalapa, existe una región llena de increíbles formaciones rocosas volcánicas. Estas se encargan de crear numerosos puntos de surf con olas fuertes, poderosas y enormes durante todo el año. Todo un paraíso que ha convertido al área K59 en el mejor lugar donde practicar surf de toda Centroamérica.

Su nombre se corresponde con el kilómetro de carretera en el que se encuentra. También conocido como Chutia, se corresponde con el kilómetro 59 de la carretera litoral, a 29 kilómetros de la ciudad de Puerto de la Libertad. Es famoso por ser uno de esos puntos mágicos de quiebra de derechas sin igual, algo que los surfistas de todo el mundo buscan. De hecho, lo que a lo mejor no sabías es que El Salvador ofrece la mayor densidad de puntos de quiebra de calidad de América Latina. Un destino de ensueño que, además, está rodeado de selva y playas tropicales.

Aunque menos conocido que otros lugares como Punta Roca y Punta Mango, en K59 encontrarás las mejores olas diestras, poderosas olas con grandes tubos y secciones rápidas. Está situado en una urbanización cerrada con acceso público, y desde allí, a un corto paseo de diez minutos a pie por una playa rocosa, puedes acceder al K61, otro punto de quiebra con fondo de adoquines que es un poco más difícil que el del K59. El paisaje costero que se ve desde el agua en ambos es impresionante. El área del K59 está rodeada de hermosas montañas y de un bosque antiguo, algo que lo hace ideal para una agradable caminata.

La playa es una zona rocosa que durante la temporada de lluvias queda separada por una boca del río, lo que hace que la ola sea tan popular. Tanto el K59, como el K61 son lugares muy tranquilos, con pequeños hoteles con encanto en los que alojarte y con una visión directa de las olas desde cualquier parte. Además, si eres un poco aventurero, vas a poder disfrutar de un buen número de roturas con pocos surfistas en la alineación.

El Salvador cuenta con grandes olas y el agua tiene una temperatura ideal, pero no es exactamente un lugar para unas vacaciones familiares, la peligrosidad es elevada y sigue siendo un problema en un país que se esfuerza por desarrollar sus atractivos turísticos. Por eso, simplemente tienes que estar atento, y no dejar que estos pequeños riesgos te asusten, porque es un gran destino para el surf. El mejor momento para ir es durante la temporada de lluvias, entre marzo y octubre. Los días de lluvia son en realidad soleados antes o después de un aguacero. Durante la estación seca, de noviembre a marzo, también se puede navegar por olas más pequeñas.

Desde hace años, El Salvador se ha consolidado como uno de los destinos de surf más impresionantes, y es así por concentración de sitios con oleajes perfectos. Además, los accesos y las carreteras están perfectamente acondicionadas, facilitando tener una buena experiencia. Los principales destinos son La Libertad, donde se encuentra K59, y en el este, Playa Las Flores. Alrededor de estos hay una gran variedad de olas para todo tipo de surfistas, desde principiantes, a intermedios y avanzados.

Eso sí, de entre todos estos lugares, K59 y K61 son los más perfectos, privados y con las mejores olas. Ya sabes, esto es un secreto.

Más información:
Turismo de El Salvador