Europa

Europa

Los jardines colgantes de Marqueyssac

Un paraíso de laberintos de boj

Sobre un acantilado, a más de 130 metros de altura, sobre el serpenteante río Dordoña, los jardines colgantes de Marqueyssac ofrecen más de 6 kilómetros de sombra, entre más de 150.000 árboles de boj esculpidos a mano, miradores, puntos de agua y zonas de juegos. Dominando el valle del Dordoña, un balcón fabuloso revela impresionantes vistas panorámicas y de ahí el nombre, 'jardins suspendus' o jardinescolgantes. En el corazón del Pèrigord, entre castillos y pueblos pintorescos, estos románticos jardines son un oasis de paz, historia y entretenimiento. Los Jardines de Marqueyssac durante el verano se cubren todos los jueves por la noche con dos mil velas, y un centenar de otras fuentes de luz que resaltan su belleza, y se llenan de música en directo en noches  verdaderamente mágicas. Y durante el día son las risas de los niños su principal activo, con actividades especiales solo para ellos. Talleres variados, e iniciación a la escalada en la vía Ferrata del parque, y un viaje a través de un sendero natural que permite a los más pequeños aprender sobre la fauna y la flora de este encantador rincón de la Dordogne. Juegan a ser príncipes y princesas cerca del castillo de Marqueyssac entre setos de laberintos increíbles  y callejones sembrados de romero. Dan paseos por la cima de un acantilado con fabulosas vistas al río Dordoña. Y dos parques infantiles uno al pie de Belvedere cerca de las cascadas, y el segundo cerca de la cabaña de brezo, un poco más lejos a lo largo de la ruta hacen de este parque un verdadero paraíso infantil. Un enorme tronco hueco de un castaño y una casa en el árbol sobre  un viejo roble complementan su recreo. Y para jugar al escondite un gran laberinto de setos para que los niños se diviertan perdiéndose mientras sus padres disfrutan de la tranquilidad de la terraza de la tetería supervisando su juego. Un lugar maravilloso y seguro ideal para los días calurosos del verano. Los increíbles jardines que rodean el castillo en Marqueyssac cerca de Sarlat son un ejemplo extraordinario de escultura en boj.  Cuatro jardineros trabajan durante todo el año a tiempo completo recortando y dando forma a este sorprendente espacio, que literalmente deja con la boca abierta a quien lo visita. Monumento Histórico Nacional, Marqueyssac es una propiedad privada que data del siglo XVII. Su gran parque y sus jardines abrieron al público en 1997 después de una amplia renovación.  

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.